Se comprometen como colectivo a devolverles por intermedio de festivales la ayuda que les brinden. 

Mediante una carta, el colectivo de artistas manifestó su preocupación por la situación de emergencia sanitaria que atraviesa el país y la pérdida de fuentes laborales. El cierre de boliches bailables y restaurantes los obligó a cancelar sus agendas.

“No somos ajenos a la problemática que está atravesando nuestro país, y somos conscientes que se están llevando a cabo las medidas necesarias para evitar la propagación de este virus”, indica el texto.

Señalan que no cuentan con el amparo del seguro de paro, por ser trabajadores independientes, por lo cual piden al Estado que se los exima, por el momento, del pago de tributos y facturas para poder sobrellevar la situación. Expresan que no pueden “quedar fuera de este foco de urgencia”.

En esta línea, se comprometen como colectivo a : “ni bien culmine esta pandemia, a devolverles con nuestro arte, por intermedio de festivales, parte de lo que se nos pueda ayudar”. “Siempre estamos dispuestos a ayudar, a darle una mano a quienes lo precisen”.

Aclaran que comparten las medidas tomadas por el Estado, pero indican que no pueden olvidarse que su ámbito laboral quedó detenido por completo, “dejando nula nuestra única fuente de ingresos”.

En la misiva señalan que si hay otra solución, están dispuestos a escucharla. “Somos muchas las voces que necesitan ser escuchadas y estamos en conocimiento de la sensibilidad que tienen para con nuestros artistas, algo que nos reconforta gratamente, pues `la música es una gran ciudad, en la que todo el mundo es bienvenido´”.

“Esperamos con esperanza, que nos puedan tender una mano en esta oportunidad. Quedamos a las órdenes, para, con los medios sanitarios correspondientes, reunirnos si así lo consideran”, concluye la carta.