Aún falta demostrar si la vacuna puede evitar que las personas se enfermen o incluso disminuir sus síntomas.

La vacuna contra la Covid-19 que está desarrollando la Universidad de Oxford, en Reino Unido, muestra que la vacuna genera anticuerpos y las llamadas células T que pueden combatir el coronavirus.

Un total de 1.077 personas participó en los ensayos, y aún falta demostrar si la vacuna puede evitar contagios se enfermen o incluso disminuir sus síntomas.

“Esperemos que esto implique que el sistema inmune recordará al virus, de modo que nuestra vacuna provea protección por un periodo extendido”, indicó el autor principal del estudio, Andrew Pollard, de la Universidad de Oxford, según publicó El País.

“Sin embargo, necesitamos más investigaciones antes de poder confirmar que la vacuna efectivamente protege de la infección del SARS-CoV-2 (COVID-19), y para determinar cuánto tiempo dura esa protección”, sostuvo.