De todas formas se recomienda no tener un contacto demasiado prolongado.

Días atrás las costas de Punta Ballena hasta José Ignacio se tiñeron de un fenómeno muy similar a la marea roja. A simple vista parece serlo, pero a diferencia de ella, esta no es tóxica para la pesca ni para la piel humana, informó el subsecretario de Ambiente, Gerardo Amarilla.

Se trata de una “floración dino flagelada, un plancton, una vegetación marina que se ha generado a partir de la baja de la salinidad y del aumento de la temperatura del mar”.

“Genera una preocupación porque es una mancha bastante extensa que tienen de noche un color fluorescente pero no es tóxica”, apuntó Amarilla.

Según explicó el viceministro, “con el aumento de salinidad y el descenso de la temperatura del agua se va a disipar rápidamente”. De todas formas se recomienda no tener un contacto demasiado prolongado.

Escuche lo expuesto por el subsecretario de Ambiente, Gerardo Amarilla

 

Imagen: Armada Nacional