El contador Julio Carzoglio, trajo a los oyentes de Punto de Encuentro una evaluación de las expectativas económicas y su impacto en las inversiones nacionales.

Las inversiones grandes no son las que dejan rastro permanente, sino que generan una expectativa positiva. Las inversiones que mueven la aguja y la economía son aquellas pequeñas que, sumadas, tienen grandes repercusiones.

Lo más importante para ello es generar conducta de ahorro. Para ahorrar no se necesita tener mucho, se necesita decidirse. El concepto de ahorrar es esencialmente una decisión. Si se concede un aumento -no por inflación, un aumento bruto- es el mejor momento para ahorrar.

El ahorro ofrece dos cosas. Por un lado, genera una tranquilidad. Por otro, genera confianza en uno mismo. Esto funciona en forma absolutamente individual del gobierno y del momento.

Estas pequeñas inversiones surgen del ahorro, del que dice “yo me tiro”. El origen es alguien que tiene ganas de hacer algo. En Uruguay, dice Carzoglio, hay una falta de emprendedores. En el país hay una visión de que el empresario es malo, aunque sea un kiosko que atiende solo una persona. Es algo que deberíamos cambiar.

 

Escuche la columna de Julio Carzoglio en Punto de Encuentro

 

 

 

 

 

 

Imagen: Money Under 30