“La propuesta nuestra es sanción a los organizadores, proveedores y asistentes”, dijo Germán Barcala.

La Cámara de Eventos del Uruguay propuso a través de un comunicado que se tomen medidas más duras contra las fiestas clandestinas. “Creemos que la forma de desestimularlas es endureciendo las sanciones y es lo que le reclamamos a las autoridades”, dijo a 970 Noticias el presidente de la Cámara, Germán Barcala.

Afirmó que lo que buscan es que directamente no se hagan y proponen sanciones más duras. “La propuesta nuestra es sanción a los organizadores, proveedores y asistentes. Para los organizadores y proveedores lo que sugerimos es la incautación de las herramientas de trabajo, subastarlo y que esa subaste se vuelque al fondo coronavirus”, indicó.

Además, Barcala comentó que a los asistentes también les cabe responsabilidad porque todos saben que son lugares de alto riesgo. “Algún tipo de sanción tiene que haber”, remarcó.

Por último dijo que para el sector eventos han sido 13 meses muy duros. “Teníamos un protocolo pequeño desde noviembre y veníamos trabajando. A partir de las últimas medidas eso está fuera de vigencia”, señaló y agregó que el mes de abril tiene que ser un mes de medidas de mayor impacto para bajar la movilidad de la gente y el efecto vacuna sea mejor.