El director del BPS sostuvo que fue en un momento inoportuno y solicitó una reunión.

El Banco Central de Uruguay (BCU), modificó en dos resoluciones las condiciones para calcular las rentas vitalicias, que son las jubilaciones que salen del dinero ahorrado en las AFAP. Lo que generó que el director del Banco de Previsión Social, Ramón Ruiz, pidiera una reunión al presidente del BCU, Diego Labat, informó la diaria.

En esta ocasión lo que decidió el BCU, fue utilizar como referencia una curva de rendimiento que se calcula con unidades previsionales (UP), cuyo valor depende al índice medio de salarios nominal, que es la variable de ajustes de las pasividades, para medir la tasa de interés técnico. Esta modificación ya estaba prevista , porque en 2018 se asignó un tiempo para que ocurra una curva de rendimientos en UP.

Por otra parte también modificó el margen de las aseguradoras dentro del cálculo de la renta vitalicia, esto fue lo que llevó a pedir la reunión al director del BPS.  En este mercado el Banco de Seguros del Estado (BSE) tiene un monopolio de hecho, en el cual se encarga del pago de rentas vitalicias a pérdida, esto hace que se generen fallas en el negocio y que las aseguradoras privadas no participen.

Estos cambios empezarán a funcionar en julio. “Según el informe elaborado por el equipo de los trabajadores en el BPS, la primera modificación haría “que las rentas vitalicias en lugar de caer 2,5% (en el segundo semestre), se incrementen 7%”, sin embargo la segunda medida contrarresta ese efecto positivo aseguró la diaria. Esto lleva que al principio las condiciones caigan en un 2,4%.

Por último Ruiz declaró, “que es inoportuno que en este momento, donde se está discutiendo sobre cambios en el régimen jubilatorio, lo que incluye el sistema mixto, se haga un cambio de esta naturaleza“, y agregó “no hay un informe técnico que respalde la resolución con respecto al margen que va a tener el BSE“.

Foto: FocoUy