En De taquito a la mañana nos preguntamos cómo es el proceso al salir de la cárcel para una persona que recién es liberada.

¿En qué condición pisan la calle al iniciar su libertad?, ¿cuáles son los códigos dentro de los centros penitenciarios cuando llega el oficial y le dice a un recluso: estás libre?

 

Todos los años unas 6.500 personas recuperan la libertad en Uruguay tras cumplir su pena en prisión. De ese número, según dijo el comisionado parlamentario Juan Miguel Petit a el diario El Observador, se estima que poco más de 65% volverán a delinquir. En nuestro país hay 11 mil presos actualmente, una cifra récord, según Petit.

La inseguridad es un tema que preocupa a la población. El estudio Latinobarómetro señala que el 42% de los uruguayos, es decir, 4 de cada 10, se preocupa todo o casi todo el tiempo de ser víctima de un delito con violencia.

Por eso, hablamos con tres ex convictos que nos dieron su testimonio. Además, invitamos a Inés Bausero, quien está al frente de la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado (Dinali), conocido antes como el Patronato del Liberado.

“Nosotros creemos que el gran tema está vinculado con la seguridad y que es un tema de todos”, dijo Bausero, quien hizo énfasis en que la persona bajo el adjetivo de “liberado” es un ciudadano libre.

Uno de los ex presos, que estuvo recluido en el Comcar y que no quiso dar su identidad, señaló que salió de la cárcel con lo puesto y que le dieron solo $100 para salir.

Bausero admitió que la salida funciona así y añadió que muchas veces salen sin cédula de identidad. De lunes a viernes “hasta las cinco de la tarde nosotros los recibimos”, señaló Bausero, ante el testimonio de un preso que fue liberado un viernes a las seis de la tarde, cuando Dinali ya había cerrado y no tuvo a dónde ir. Según Bausero en esos casos están las derivaciones a los refugios del MIDES.

La directora de la Dinali añadió: “La mayoría tienen enormes problemas en las primeras horas para reubicarse, para nosotros eso es un problema tremendo de humanidad y de seguridad. En primer lugar por ellos mismos y en segundo lugar por todos nosotros”.

En Uruguay la persona no puede permanecer en la cárcel una vez que el juez decretó la libertad, por eso el recluso puede salir a cualquier hora y cualquier día. Bausero añadió que la semana pasada mantuvo una reunión con Gustavo Licastro, secretario letrado de Suprema Corte de Justicia (SCJ), en la que habló sobre este tema, para generar una sugerencia para los ministros de la SCJ, respetando su autonomía.

“Tenemos cifradas esperanzas en que esa situación quede resuelta, porque además puede haber una señora con niños en situación de calle”, sentenció Inés Bausero.




NOTAS RELACIONADAS