En menos de un año funcionará el nuevo sanatorio del BSE, en un predio de 16.500 metros cuadrados en la avenida José Pedro Varela entre Bulevar José Batlle y Ordoñez y Madreselva, en Montevideo. Además de la atención a los trabajadores que sufran siniestros laborales, este espacio se transformará en el Centro Nacional de Rehabilitación para Adultos.

También recibirá a los estudiantes residentes de la Facultad de Medicina, de la Universidad de la República, y  allí se desplegarán los convenios sobre investigación médica, como el suscripto para la atención y estudio de lesiones cerebrales traumáticas firmado el martes 29 entre el banco y el Instituto Pasteur de Montevideo.

La obra incluirá la instalación del segundo block quirúrgico integrado del país, un departamento de rehabilitación con gimnasios, piscina y laboratorio de análisis de la marcha, resonador, hotel de familiares, talleres para la reeducación laboral y dos parques naturales.

El director de la Central de Servicio Médicos del BSE, Rodolfo Vázquez, explicó que el 30 % de la mortalidad por accidentes de trabajo se produce por siniestralidad vial. Para este tema, el nuevo sanatorio ofrecerá un “centro único en el país, que le permitirá al trabajador rehabilitarse en las mejores condiciones”. Para las amputaciones, en los últimos seis meses el banco desarrolló un plan piloto para construir prótesis 3D con la Facultad de Arquitectura.

El funcionario recordó que este servicio atiende cerca de 40.000 personas afectadas por accidentes laborales o enfermedades profesionales por año, y que en el ambulatorio asiste a unos 1.000 pacientes por día, de los cuales la mitad concurre para tratamientos de rehabilitación fisioterapeútica




NOTAS RELACIONADAS