Doce países participan con equipos sofisticados en la búsqueda del submarino argentino perdido hace seis días con 44 tripulantes en aguas del Atlántico Sur, agitadas por un persistente temporal que complica aún más la identificación de alguna señal del sumergible.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Noruega, Italia, Brasil, Chile, Uruguay, Perú y Colombia sumaron buques y aviones al despliegue argentino de catorce embarcaciones militares, tres embarcaciones de Prefectura Naval Argentina, y cinco aviones. En total participan del operativo más de 50 medios navales y aéreos entre los que están activos en el área de operaciones y a disposición.

Estados Unidos aportó dos sofisticados aviones de la NASA, dos vehículos sumergibles no tripulados con sonares tridimensionales de gran alcance y aviones P8 Poseidón, el más moderno de su Marina equipado con sensores y elementos de comunicaciones de última generación.

Participa también el buque polar inglés “HMS Protector”, que cubre de sur a norte la ruta que debía recorrer el submarino. Un buque oceanográfico argentino realiza el recorrido inverso. Gran Bretaña aportó también el buque de patrulla HSM P257 “Clyde”, y un avión C-130 Hércules.

Francia, en tanto, aportó el equipo de la Nato Submarine Rescue System, una de las tecnologías más avanzadas de búsqueda del mundo. Noruega en tanto amarró ayer en Comodoro Rivadavia el buque Skandi Patagonia de la empresa Total SA, con un minisubmarino de rescate.

En cuanto a las aeronaves que pusieron los países a disposición de la búsqueda, Alemania aportó un avión P3 de patrulla marítima. Perú un Fokker 60, Uruguay un B200 y Colombia un C-235.

En total son cinco las sofisticadas naves equipadas con rastreo submarino. Todas las embarcaciones civiles en la zona asisten en la búsqueda.




NOTAS RELACIONADAS