El día 30 de noviembre, el Ministerio de Salud (MSP) junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) presentaron la campaña de prevención de las enfermedades trasmitidas por el Aedes aegypti (dengue, zika y chikungunya). La jornada incluyó la realización de talleres de capacitación de los agentes comunitarios, encargados de realizar las visitas domiciliarias que tienen como fin informar a los vecinos y vecinas en la prevención de la reproducción del mosquito.

La presentación estuvo a cargo del ministro de Salud, Jorge Basso, y el representante de OPS en Uruguay, Giovanni Escalante.

Basso manifestó que el ministerio ha generado la costumbre de, previo al inicio del verano, lanzar la campaña para controlar la cantidad de mosquitos Aedes agyptis en el territorio. “Decimos controlar porque no se pueden eliminar. No existe ninguna experiencia en el mundo que haya logrado eliminar al mosquito”, afirmó, pues se ha adaptado a todos los climas y circunstancias.

El ministro destacó que en “nuestro país, que tuvo casos autóctonos de dengue en el año 2016, hemos logrado pasar un año sin casos de dengue autóctono. Con lo cual estamos en una situación límite, en la que si logramos tener controlada la densidad del mosquito y los casos de dengue importado que ya estamos teniendo y que vamos a seguir teniendo debido al turismo, es posible evitar que aparezcan casos autóctonos”.

Basso recordó que para lograr este objetivo, se requiere de un fuerte involucramiento de la población. “Dado que no hay vacunas ni medicamentos, todos estamos jugados a la prevención. Y la prevención en este caso es evitar la presencia de recipientes en el entorno de nuestros domicilios, porque el mosquito que se críe en nuestros domicilios es el que nos va a picar”.

El ministro destacó el apoyo de las intendencias de todo el país, a partir del trabajo en conjunto con el Congreso de Intendentes, en coordinación con el Ejército, la Policía Comunitaria, las organizaciones no gubernamentales y las Direcciones Departamentales de Salud del MSP.

Por último, Basso afirmó que se mantendrán las exoneraciones tributarias que permiten mantener el precio de los repelentes. Asimismo, remarcó la existencia de otras medidas de protección en las horas en las que los mosquitos preferentemente pican (amanecer y atardecer), como el uso de ropa adecuada (larga), uso de mosquiteros en las aperturas de los domicilios y de ventiladores para ahuyentarlos. También destacó el rol de los medios de comunicación a la hora de mantener el tema en agenda, sobre todo en tiempos en los que no existe alarma pública ante la no existencia de casos de dengue autóctono.

 

La jornada incluyó talleres de capacitación para los agentes comunitarios que trabajan en la cooperativa encargada de realizar el relevamiento del LIRA (Levantamiento de Indicadores Rápidos de Aedes aegypti). “Vamos a las casas, hablamos, y si nos dejan entrar, entramos a los patios y a los fondos” explicó Evangelina Medina, una de las cooperativistas que trabajan como agente comunitario en Montevideo.

“Damos información y levantamos muestras. Explicamos la importancia de no tener recipientes con agua, de darlos vuelta. Hemos encontrado larvas en muchos lugares: en jaboneras, en botellas, en tapas de botellas”, explicó.




NOTAS RELACIONADAS