Tras una nueva derrota a domicilio ni el propio equipo madrileño se explica la mala racha que lo azota.

Real Madrid cayó en el Santiago Bernabéu ante Villarreal por 1-0 y como más duele, con el gol en los últimos minutos. Es la segunda derrota consecutiva en su casa -la primera, El Clásico-, y sin poder marcar un gol, algo que no ocurre desde hace 18 años.

El equipo blanco tuvo otra de esas tardes en los que no sale nada. Nada quería entrar en el arco rival que fue vulnerado repetidas veces por Cristiano Ronaldo y que solamente sus intentos sobrepasaron los remates generados por Villarreal. Pero ni sus cabezazos, ni un mano a mano con el arquero, ni un busca pie a bocajarro, ni siquiera un excelente tiro libre, pudieron con la mala racha; y es que, no es casualidad que el máximo goleador de este equipo lleve a penas 4 goles en 19 jornadas.

Así fue como los de Zidane dieron lugar a que ocurriera lo esperado. El rival se hizo sus espacios para atacar de contragolpe, y el último de ellos en el minuto 87′, terminó con un gol de Fornals por sobre el arquero. Un gol ingrato para Real Madrid, que observa incrédulo desde el cuarto puesto de la tabla cómo se van sus chances para alcanzar a Barcelona; y un gol histórico para el Submarino, que logró la victoria en el Bernabéu por primera vez en su historia.

 

(Por Valentina Silva)

 




NOTAS RELACIONADAS