Debido al déficit hídrico en el país, la Asociación Rural de Tacuarembó declaró emergencia agropecuaria en el departamento y Fuentes Confiables dialogó con Julio Cardozo Director General del Programa de Desarrollo y Medio Ambiente (Prodema) de la Intendencia de Tacuarembó para conocer la situación actual.

“Preocupa a todo el departamento de Tacuarembó. Estamos hace dos meses con esta situación. Es un departamento esencialmente ganadero con un alto porcentaje forestal, con casi 200.000 hectáreas forestadas que es otra preocupación muy grande por los incendios”, dijo Cardozo.

Desde la Intendencia trabajamos con maquinarias para ayudar a los pequeños productores, frente a la falta de agua nos solicitan limpieza de tajamares para cuando llueve se llene de agua. Explicó que los tajamares son una reserva de agua y la limpieza se hace sobre la cuenca que juntó tierra y barro, se lo limpia para captar más agua y que los animales lleguen allí y no se entierren. Nuestra función es en los alrededores de Tacuarembó en un sistema de ayuda a pequeños productores que funciona hace 30 años con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo y también le ofrecemos al productor un crédito que les permite, en caso que no podamos ir con la maquinaria, a contratar la máquina o hacer un pozo semisurgente que es otra solución. Explicó que Tacuarembó tiene un suelo de areniscas, por eso se manjea una profundidad de 30 a 40 metros a veces hasta 50, los precios son de USD 100 el metro de profundidad, unos USD 5000 saldría con buen volumen de agua. Al tener electrificación rural que se ha logrado bastante en los últimos tiempos, permite tener bomba eléctrica, si no la tiene hay que recurrir al molino de viento.

Hicimos un llamado el día lunes al Concejo Agropecuario a través de sus representantes en el Ministerio para plantear las necesidades para movilizar a todas las entidades que puedan colaborar.

Afirmó que están en un estado de emergencia, en algunas zonas más que en otras, en el norte del Rio Negro hay una gran carencia de agua que en lo puntual es grave pero sobre todo por las reservas de pasturas y alimentos para los próximos meses en otoño e invierno.

Estamos en contacto con el Ministerio porque integramos el consejo agropecuario y las mesas de desarrollo y esperamos para la reunión de hoy para ver si podemos lograr mayor apoyo del que se da y si alguna entidad financiera pueda dar una solución rápida a esta problemática, por ejemplo que un productor pueda sacar de forma rápida un préstamo.

Aquí la nota a Julio Cardozo:

 

“Con que llueva 20 milímetros ayuda”

Fuentes Confiables también dialogó con el productor rural Daniel Sampallo de Cuchilla del Ombú a 40 kilómetros de Tacuarembó. Es productor de arroz y también ganadero. Dijo que esperan las lluvias principalmente para la plantación de arroz, sacan agua del arroyo y tienen una represa de reserva pero la sequía es tan grande que entre ambos no es suficiente. “Hay mucha evaporación debido a las altas temperaturas y las lluvias no aportan. Entras en la disyuntiva de si abrir más la compuerta de la represa o esperar para ver si te da para más adelante si no llueve y llegar a fin de ciclo que es el 15 de marzo”.

“En el campo para que corra el agua de lluvia se necesita mucho, sino el campo lo absorbe, ahora con que llueva 20 milímetros estaría contento porque me ayuda a completar la chacra que se está secando, está en un momento crítico porque está en floración y no le puede faltar nada, es un momento definitorio porque si le falta algo puede abortar la semilla, donde da el grano”.

Explicó que en el caso del ganado, como el curso de agua pasa por varios potreros y le aporta mucha agua, “en esta zona no está teniendo mayores problemas porque el canal de riego pasa por los campos”. “Lo que tiene de positivo el arroyo es que con una lluvia escasa levanta, en el caso de la represa no, porque la cuenca del arroyo es mucho más grande que la de la represa artificial”.

Señaló que esta es su tercer zafra de arroz por eso aún no le ha tocado perder producción, pero contó que años anteriores su padre abandonó partes de la chacra para no perder todo, “pero hay muchos productores que les ha pasado, esta es una sequía fuerte” afirmó.

Dijo que solo las lluvias pueden solucionar esa situación, “no hay nada que las autoridades puedan hacer, el agua no te la van a dar, te limpian un tajamar o un pozo semisurjente que puede ser una solución pero el arroz necesita mucho caudal de agua. La bomba que tiene en su chacra tiene un caudal de unos 500 litros por segundo, es equiparable a unos 60 camiones por hora, los camiones con agua que puede suministrar Ose tiene una capacidad de 30.000 litros de agua, con un camión solo no se hace nada. Y un pozo semisurgente tiene un caudal muy chico para un arrocero” indicó Sampallo.

Afirmó que “no hay ningún seguro por sequía, nadie lo cubre. Hay seguros por viento, que es como un subsidio por vehículo. En el arroz hay un seguro colectivo por granizo, organizado entre todos los arroceros, las condiciones es que si te cae granizo los demás te cubren los que están en ese acuerdo, somos una gran cantidad de productores, te descuentan un poquito para pagarle al afectado”.

Aquí la nota a Daniel Sampallo: