Falleció Luisa Cuesta a los 98 años, referente de la lucha por la búsqueda de los detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico militar.

Desde 1985 formaba parte -y se ha convertido en símbolo- de Familiares, una de las organizaciones de derechos humanos que trabaja en la búsqueda de los detenidos desaparecidos durante la dictadura.

Su hijo, Nebio Melo Cuesta, militante del Partido Comunista Revolucionario del Uruguay, fue detenido y desaparecido en Buenos Aires en 1976. Cuesta falleció sin saber qué pasó con su hijo.

El ex presidente José Mujica se refirió a su fallecimiento: “Es una reliquia de la lucha de los derechos humanos. Una batalladora incansable”.