El exvicepresidente Raúl Sendic consideró que su “gran error” fue “no haber guardado los recibos de algunos gastos que hice”, un error que “pagué ampliamente con la renuncia a la vicepresidencia”.

Afirmó que en el Frente Amplio se lo utiliza como “chivo expiatorio” ante los “problemas inocultables” qué hay en el gobierno y que el Tribunal de Conducta Política de su fuerza “está flechado”.

De todas formas, remarcó que la Lista 711 aceptará y acatará la resolución que tome el Plenario sobre su situación y la del senador Leonardo de León.

“No hay un proyecto nuestro fuera del Frente Amplio”, sostuvo, antes de presentarse en una casa de familia de Malvín Norte, en el marco de un nuevo mano mano de la Lista 711 con la militancia.

Sendic defendió a De León, consideró que no debe renunciar a su banca y remarcó que su caso ya fue laudado por la Justicia.

“‘Me cuesta creer que haya en los estatutos del Frente algún artículo que le impida a un sector determinar a sus candidatos”, expresó.

Sendic dijo esperar que el oficialismo supere esta etapa para que pueda enfocarse en lo que verdaderamente importa.

“Resulta increíble que a pocos meses de las elecciones no nos dediquemos a lo que a la gente le importa,” dijo, y dio como ejemplos la vivienda y la falta de empleo.

“Me gustaría saber qué opinan nuestros cuatro precandidatos sobre estos temas”, se preguntó.

Sendic reafirmó que aunque sea inhabilitado participará en la campaña.

Apuntó directamente a Daniel Martínez, que en las últimas horas consideró que Sendic y De León debían ser apartados.

“Se perfila para ser el candidato del Frente, seguramente estará muy expuesto. Le aseguro que estaré solidariamente a su lado, cuando empiecen a llegar los golpes y ataques de la derecha”, expresó.

“No va a poder prescindir de nosotros”, le avisó además.

Aquí las palabras de Sendic: