Es una de las pocas mujeres que se hizo un lugar en el ambiente del hip hop local. “En general somos pocas mujeres, hay un machismo estructural muy grande”, opina Eli Almic, rapera que se desempeña en el mercado musical uruguayo desde 2012. Aún así, “mi público es mayormente femenino”, admite. Ese año, con algunos rasgos de timidez comenzaba visibilizar su camino profesional y lo intentó paulatinamente: “una buena manera de entrar a este ambiente es por el freestyle, o sea, las competencias de improvisación”, dijo; y así lo hizo.

“Estuve cuatro o cinco años para lanzarme (como artista profesional). Necesitaba referentes mujeres”. Explicó el desafío que implica la búsqueda de un nombre artístico y que, en este caso, la representara. Es a principios de 2012 que lanza Eli Almic como proyecto personal; la artista comentó en Creer o Reventar su significado. En términos musicales, “fui buscando hasta encontrar mi estilo, en el que me sienta más cómoda”, dijo. Recordó además que tuvo una banda de covers y luego una banda de rock pero, manifestó incomodidad porque debía forzar su voz para lograr los resultados que deseaba, en esta última. “Encontrar tu estilo lleva un montón de tiempo”, asegura.

En el ambiente del hip hop uruguayo la recibieron bien y le abrieron las puertas, según comenta. Al poco tiempo la artista ya estaba grabando sus temas y participando en canciones de otros artistas. “Me motivó acercarme como mujer, porque sabía que éramos pocas y que eso es intimidante”, dijo en una entrevista anterior al diario El País.

A la hora de componer, en varias oportunidades “me obligo a sentarme a escribir. A veces me sorprendo con el resultado”, agrega. También tiene situaciones puntuales que la inspiran, cantar es algo que le gustó desde siempre. Descubrió su gusto por el rap a los 17 años. “No es que quería ser rapera pero me interesaba la parte rimada”, expresa. Incluso hacía hip hop en inglés y manifiesta que no le costó porque ya conocía el idioma. No obstante, luego de un tiempo decidió abandonar ese estilo porque considera que su público habla en español y debe cantar en su lengua materna.

En respecto a su involucramiento con las corrientes feministas y el Día Internacional de la Mujer (8M), expresó desde siempre su interés en el tema a raíz de sentirse identificada con el movimiento. Resaltó en Creer o Reventar que no es una “referente” porque le queda “muy grande”, pero sí siente que aporta lo justo desde su lugar artístico. En el aspecto general de la sociedad “se está dando un cambio de paradigmas y yo soy parte de ese cambio”, opina.

En este sentido, la cantante produjo y creó Brujas, una canción que publicó en 2018 y que denuncia los feminicidios. “Somos las nietas de todas las brujas que nunca pudieron quemar”, repite una y otra vez Eli Almic en el estribillo de la canción. Como novedad, Ayuda es un nuevo trabajo que dará a conocer este año que, refiere a situaciones de acoso callejero. Recuérdese, su discografía está integrada por Rara vez (EP, 2013) y Reflejo (EP, 2018). La artista se presentará el próximo sábado 9 de marzo a las 21:00 horas en la Sala del Museo (Montevideo).

SOBRE ELI ALMIC

Eli Almic nació en Montevideo el 4 de setiembre de 1987. A partir de sus inquietudes artísticas decidió estudiar en la Escuela Montevideana de Arte Dramático (EMAD) entre el 2006 y 2010, formándose como actriz. Asimismo, la música siempre ha estado presente en su vida y es en 2013 que crea su primer EP de Hip-Hop, “Rara Vez”, acompañada por Dj RC. Sus influencias son muy amplias y van desde Pink Floyd, Led Zeppelin, Beatles, Eduardo Mateo, hasta Lauryn Hill, Eryka Baduh o Ana Tijoux.

En 2012 empieza a dar sus primeros shows en lugares como Mundo Afro, Solitario Juan, Paullier & Guaná, Ce Cuatro, Centro Cultural de España (CCE), Sala Zitarrosa, El Tartamudo, entre otros, siendo invitada por artistas como Santi, DosTresCinco, Crew del Sur y Vaimaca Dub. Su intención es llevar la música a cualquier lugar y escenario, expandirla y poder crecer con ella.

Escucha la nota de Creer o Reventar: