Los números presentados por el Ministerio del Interior reflejan que en 2018 hubo 414 homicidios y 29.904 rapiñas, aumentando 46 y 53% respectivamente.

El 60% de los asesinatos fue entre delincuentes y el 11% en rapiñas o hurtos. Del total de homicidios, en 358 casos las victimas fueron hombres.

El informe detalla que Montevideo sigue siendo la zona de mayor ocurrencia de rapiñas, seguido de Canelones. Agrega que “el uso de armas de fuego estuvo presente en el 69,7% de las denuncias”. Del total las rapiñas a transeúntes alcanzaron el 49,6%, a motociclistas el 10,6%, y a comerciantes también 10%”.

Por su parte, los hurtos aumentaron 25,6%. El 44,3% de los casos se registraron en Montevideo, 16,2% en Canelones y el 39,5% en el resto del país. “El hurto en casa de familia representó el 23,4% de los casos, seguido del hurto de vehículos con 12,5% del total. Luego se ubica el hurto a transeúntes con un 10,8%, a comerciantes 9,2% y el del interior de vehículos 9%”, señala el informe.

El Ministro  del Interior Eduardo Bonomi dijo en conferencia de prensa que  a comienzos de 2018 “era difícil alcanzar la rebaja del 30% de los delitos y ahora aún es más difícil”. En la pasada campaña electoral el Frente Amplio se había comprometido a bajar los delitos 30% en este periodo de gobierno.