El precandidato a la presidencia por el Partido Nacional Luis Lacalle Pou, estuvo presente este miércoles en la presentación del libro “Luis Lacalle Pou. Un rebelde camino a la presidencia” escrito por Esteban Leonís y editado por Planeta.

La presentación duró unos 40 minutos donde el autor junto al protagonista del libro y Horacio Abadie (amigo de la infancia de Lacalle Pou) dialogaron en una distendida presentación que transitó por lo político, lo humano y lo anecdótico.

Leonís explicó cómo fue el primer acercamiento con Lacalle Pou cuando le planteó la idea de hacer un libro sobre él. “No quiero hacer un libro ni para endiosarte ni para matarte” le dijo a lo que Lacalle Pou en aquel momento dos años atrás le dijo: “Esteban si vos querés ir con la verdad, contá conmigo”.

Para la realización de “Luis Lacalle Pou. Un rebelde camino a la presidencia” el autor tuvo unas 8 reuniones con Lacalle Pou durante dos años, sumadas a muchos encuentros con allegados al protagonista que también brindaron sus testimonios para la realización de esta biografía que se presenta como “autorizada”.

¿Por qué Luis? se preguntó Leonís (quien ya lleva publicadas las biografías de Enrique Tarigo y de Sergio Puglia).  “Porque creí en ese momento y sigo pensando que en algún momento Luis va a ser presidente de la República y periodísticamente me parece que los uruguayos tenemos el derecho y la obligación de saber quién es una persona que aspira a ser presidente de la República”, argumentó.

Lacalle Pou también contó sus sensaciones cuando llegó años atrás Leonís con la idea de hacer un libro sobre su vida. “En realidad no sé por qué acepte (risas)”.

Dijo que le “pareció raro” porque se escriben libros de gente importante y que ya culminó su actividad. “Después con el tiempo empezamos la campaña electoral y habrán visto que yo soy Luis, que no soy Lacalle Pou y ahí se alinearon las dos cosas, porque al final del día ¿quién es el que decide en la vida de un político? es una persona. Entonces, si uno trata de ser el más importante de todos los uruguayos creo que es buena cosa conocer, sus virtudes y defectos. Entonces, la condición que está subyacente que es decir la verdad es fundamental”.

Lacalle Pou dijo que cuando leyó el libro ya terminado le sirvió para rememorar el camino recorrido. “Varias cosas me sirvieron de este libro, en esta vida tan loca que tenemos dejás un poco bastante de lado a tus seres queridos” reflexionó con tono melancólico.

 “Me gusta desandar el camino para agradecer y me reencontré con lo que soy. Uno va mutando. Si soy mejor persona de la que era cuando era adolescente es por mis amigos, es por mi familia, mis padres y por la actividad política”, relató ante un abarrotada sala de conferencias del Dazzler Hotel en Punta Carretas.

“ Yo en la política encontré una actividad para ser mejor persona” dijo y alertó sobre uno de los riesgos que tiene la carrera política. “Cuando vas creciendo en la actividad política tenés el peligro de dejar de tocar el piso, de olvidarte la razón por la cual entraste. Los tirones de oreja son muy importantes y leer el libro fue un gran balde de agua fría.  Me reencontré con el inconsciente candidato a diputado por Canelones que estaba todo el día recorriendo, que se tiraba en contra de un intendente, que le hacia la vida imposible a mis compañeros con más experiencia del Herrerismo. Era el irreverente y un poco sigo siendo, porque creo que la irreverencia cuando es bien canalizada, igual que la rebeldía, es un motor de vida”, reflexionó.

Lacalle Pou se refirió también al histórico político socialista uruguayo Guillermo Chifflet.

“Siempre tuve una atracción especial por acercarme a quien piensa distinto que yo, a quien está en las antípodas. La vida me ha permitido conocer mucha gente que piensa totalmente distinto que yo (…) pero por lo menos le tengo lazos de afectos y a mí me parece que en la actividad política la capacidad de tener lazos afectivos y respeto intelectual con tipos tan distintos, nos hace mejores. Siempre digo que necesito competidores políticos inteligentes, genuinos, que digan la verdad, que vivan como predican, porque necesito el respeto en la contraposición. Creo que es vital para una sociedad. En Guillermo Chifflet encontré un tipo muy solidario”, reveló.

“Cuando él renuncia a la cámara de diputados me agarré una calentura que le escribí una carta de puño y letra. Le dije: usted no se puede ir, quien abandona un puesto de lucha es co-responsable de los fracasos”, contó.

La admiración y respeto por su adversario político lo llevó también a visitarlo años atrás y a contar una particular anécdota. “Lo fui a ver y Julia Amoretti -su mujer- saca de una cómoda y me dicen esto lo guardamos con mucha afecto y sacó un dibujo de mi viejo (Lacalle Herrera) y la carta que yo le había escrito. Él nunca más pisó el Palacio Legislativo, nunca más pisó la cámara hasta el día que yo asumí como presidente de la cámara de diputados” dijo y recordó que él personalmente lo llamó para pedirle que estuviera presente el día que asumía como presidente de la cámara baja”.

Entre relatos, reflexiones sobre la vida política, anécdotas de fútbol y risas finalizó la presentación de “Luis Lacalle Pou. Un rebelde camino a la presidencia”.

“Voy a tratar de ayudarte para que vendas más libros, voy a tratar de ganar las elecciones” bromeó Lacalle Pou dirigiéndose sonriente al autor del libro Esteban Leonís.

Foto. Facebook Lacalle Pou