Diego Olivera, secretario general de la la Secretaría Nacional de Drogas, afirmó en entrevista con Fuentes Confiables que “tenemos 30 farmacias que nos piden para adherirse pero hoy no tenemos una cantidad de cannabis para abastecerlas”.

En referencia al registro de consumidores de cannabis, indicó que “la estimación del total de consumidores se hace en base a encuestas y es dinámica”. Señaló que “El consumo de la marihuana ha crecido. Estamos con un siglo en donde hay una cierta desinhibición social y eso repercute en el consumo”.

Asimismo comentó que “valoramos positivamente los números registrados, ha sido exitoso. Está controlada la sustancia que se produce, los contenidos que se dispensa en farmacia todo el circuito de comercialización y distribución ha sido seguro”.

Olivera afirmó que “a raíz de una producción insuficiente la cobertura del mercado regulado no es la que queremos. Para darle un golpe duro a la comercialización ilegal, se debe alcanzar un mercado más grande”.

El secretario general de la JND manifestó que “entendemos que el consumo es malo para la salud. No todos los usuarios del cannabis adquieren el cabnabis. En las encuestas aparece que muy esporádicamente lo utilizan un 80%. Muchas realizan el uso compartido de las registradas”.

Haciendo comparación con la cocaína, señaló que “los mercados globales tienen estructuras completamente distintas” y aseguró que “no hay tráfico hacia Europa de marihuana”.

Expresó que “el problema que tenemos con la cocaína es que últimamente somos un país de paso. No explicaría que sea por los consumidores que existen en Uruguay el movimiento de estos cargamentos”. Afirmó que “la ruta de la cocaína lastima mucho a los países de paso”.

Respecto a la posibilidad de legalizar la cocaína comentó que “es importante discutir estas cosas. El prohibicionismo es una metodología que no ha resuelto los problemas. Cada vez se produce más sustancia, más consumidores y más violencia”.

Pero señaló que no alcanza con que Uruguay, por sí solo, regule el mercado de la cocaína. “Un país por sí solo no resuelve el problema”, y agregó que “en ningún caso habría que generar un mercado libre“.

En cuanto a la presencia del Estado respecto a la concientización del consumo de marihuana, dijo que “hemos trabajado mucho en el tema. Se nos puede decir que se necesita más pero hemos capacitado a 7 mil docentes. Estamos trabajando y no hay referencias históricas donde el Estado le dedique tanto a este tema”.

Señaló que aunque “la marihuana es menos nociva que la cocaína y el alcohol” , “Es cierto que el consumo abusivo de marihuana genera problemas. El consumo que es más nocivo es el más frecuente y en cantidades importantes”.

Informó que “la regulación uruguaya hizo algo acertado: impedir que se realice cualquier pauta publicitaria sobre el cannabis (…) Está prohibido promover el consumo”.

Olivera manifestó que con la licencia de producción de cannabis “la idea es consolidar un mecanismo de producción de cannabis regulado. Despejar la falsa idea que el Estado es el que produce, eso no es verdad”. Señaló que “Nos va a permitir llegar a 10 toneladas anuales y eso no va a generar el abastecimiento. Tenemos 30 farmacias que nos piden para adherirse pero hoy no tenemos una cantidad de cannabis para abastecerlas“.

Olivera anunció que irán “al Parlamento porque elevamos un proyecto de ley en donde generamos que hasta un 20% de las ganancias de lo vendido en las farmacias, va a componer un fondo de investigación científica”.

Ante los manifiestos de los clientes quienes piden mayor efectos, indicó que “el cannabis que se vende en farmacia tienen un porcentaje de THC de hasta 9% y en general el promedio es de 6 o 7”, pero afirmó que “estamos atentos a que hay una preferencia de los usuarios de una potencia mayor y está a estudio la posibilidad de incluir otras variables”.