Anuncian recursos legales contra la decisión de la Corte Electoral.

La Corte Electoral rechazó por “improcedente” las iniciativas para poner a discusión de los ciudadanos el pasaje de los trenes de carga del Ferrocarril Central por zonas urbanas. Para el organismo “los gobiernos departamentales y locales no tienen competencia para prohibir o regular el trazado de vías”.

“La Corte Electoral sólo debía verificar si las firmas entregadas por los vecinos de la capital de Durazno y de Santa Bernardina llegaban al 15 por ciento de los electores requerido para que la Junta de ese departamento”, expresa el Movimiento por un Uruguay Sustentable (Movus) mediante un comunicado, en el que critica la decisión adoptada. “La Corte Electoral no tiene atribuciones para decidir lo que pueden o no tratar los gobiernos departamentales”, reclama.

Los impulsores de la iniciativa califican  la falla de la institución como una “burda maniobra de los representantes partidarios que la componen para impedir un pronunciamiento” a quienes se ven “afectados” por un “proyecto al servicio exclusivo de la empresa UPM”.

Argumentos.

El Proyecto ferroviario asociado a la planta de celulosa que la multinacional finlandesa construye a orillas del Río Negro “ignora” las más elementales normas de seguridad de los trenes de carga con productos químicos peligrosos que, como sucede con el transporte carretero, no pueden transitar por zonas densamente pobladas donde un accidente puede tener consecuencias mortales para miles de personas, advierte Movus.

“No existe ejemplo en el mundo de vía férrea nueva o remodelada que transportando ese tipo de cargas atraviese las áreas urbanas”, añade. El movimiento exhorta a los vecinos a seguir adelante con la movilización y explicar a la población los riesgos existentes. En paralelo, pide a los gobiernos departamentales y al gobierno nacional “tomar cartas en el asunto y atender los reclamos de la ciudadanía”.