“El gobierno toma una decisión contraria y totalmente inoportuna”, indica el sindicato. 

Tras tomar conocimiento del decreto presidencial resuelto en Consejo de Ministros del pasado 1 de abril, donde se deja sin efecto la fiscalización y se suspende la implementación del Sistema Integral de Control de Transporte de Carga (SICTRAC), el Sindicato Único del Transporte de Carga y Ramas Afines (SUCTRA) se declaró en pre-conflicto.

Mediante un comunicado indican que el sistema representaba un notorio avance en la  regulación del sistema de transporte de carga generando claros beneficios para todos los actores involucrados, incluyendo al propio Gobierno.

Los dispositivos electrónicos estaban diseñados para informar horarios, recorridos y mercadería de la flota de camiones y habían empezado a implementarse gradualmente en 2019.

Agregan que la suspensión “genera un retroceso en el control de las condiciones laborales de los trabajadores, dejando al libre criterio de los malos empresarios la cantidad de horas adjudicadas a los trabajadores quienes determinan largas jornadas laborales y generan todas las condiciones para que se produzcan accidentes a raíz del mal descanso de los obreros del volante”.

El sindicato señala que en momentos donde se necesitaba una señal de mayor impulso en la instalación del  SICTRAC tanto para la regulación del sistema así como para generar un buen ámbito de discusión en la negociación colectiva de los Consejos de Salarios, “el gobierno toma una decisión contraria y totalmente inoportuna”.

Ante esto la Coordinadora del Sindicato de Transporte reunida en la fecha declaró su disconformidad con la resolución adoptada y se solidarizó con el SUCTRA.  Manifestó que lo dispuesto por el gobierno “denota un rumbo político nefasto para los trabajadores y para las pocas empresas que hoy cumplen con las leyes nacionales”.

Foto: Gaston Britos / FocoUy