La gran mayoría fueron puestos en libertad en la ciudad de Buenos Aires.

En Argentina, por estas horas, se habla de la mayor liberación de presos con el argumento del covid-19. El corresponsal de Punto de Encuentro, Ignacio Quartino, dijo este jueves que 3.000 presos de diferentes cárceles fueron liberados (2.300 provienen de la ciudad de Buenos Aires). “El tema se empieza a investigar y este miércoles el jefe fiscal de la provincia de Buenos Aires dijo que la gran mayoría no tiene tobillera”, contó Quartino.

Muchos reclusos aprovecharon la oportunidad y volvieron a cometer delitos y volvieron a la cárcel. Políticos de un lado y otro aprovecharon para levantar polémica y hacer lo que mejor saben hacer: política.

Por otro lado, la amenaza del estallido social en el conurbano bonaerense parece haberse disipado por ahora. “Eso es un milagro del peronismo”, señaló Quartino. Sin embargo, pastores católicos -el padre Pepe y Paola- que trabajan en zonas carenciadas pidieron públicamente que se flexibilizaran las medidas para que las personas pudieran trabajar y que no se repita lo que pasó en la crisis del 2001.

Mientras, los anuncios sobre la vuelta de actividades laborales son los mismos que hace 10 días, concluyó Quartino.

Escuchá la columna completa:

Foto: Sebastián Cisternas / Atón Chile