Nano Folle nos aporta otra mirada de la discusión sobre el rol de los medios en la cobertura del copamiento a la joyería de la que una mujer de 74 años fue rehén. “Quizás hubo un poco de exageración en los medios, lo admito desde dentro”, dijo Folle.

Es difícil estar en vivo dos horas en un canal y no sentir que estás sobre actuando algo que sucede, pero bienvenida la crítica también para que todos pensemos. Había muchas cosas para poner atención más allá de lo que sucedía en la joyería, hay siete plagas sucediendo al mismo tiempo.

Quedaron cuatro o cinco cosas en claro. La primera es que se actuó bien, la policía mandó un mensaje clarísimo que fue “no nos vamos, no retrocedemos”. Otra es la historia del delincuente, hoy salió en la prensa una entrevista a su pareja, que no tenía claro que sus antecedentes penales fueran los que son, su historia de lucha por la tenencia de sus hijos y se empieza a mezclar todo. No merece nuestra defensa, pero sí nuestra comprensión de que a él “se le saltan los tapones”

Este señor escribió su futuro, es clarísimo, pero de ahí a seguirnos parando encima del cuerpo y hacer leña del árbol caído para masticarle los huesos rotos es un error de la sociedad.

Escuche la otra mirada de Nano Folle en Punto de Encuentro 

Foto: Gastón Britos / FocoUy