El vicepresidente de la Cámara de Turismo valoró que el uruguayo gasta más dinero en el exterior que en el país a la hora de hacer turismo.

Culminó enero, uno de los meses de trabajo más arduos para el sector turístico. Este año el tráfico turístico se vio mermado significativamente por la pandemia y golpeó duro en las cuentas de los operadores. Carlos Pera, vicepresidente de la Cámara de Turismo, dijo en entrevista con Punto de Encuentro que “los empresarios no están trabajando para ganar, están trabajando para no morir”.

Pera nombró a Montevideo, Colonia y Punta del Este como los destinos más golpeados. A la capital la perjudicó significativamente el cierre de fronteras a los cruceros, por barco venían más de 3000 pasajeros. “La cancelación de la temporada de cruceros genera un volumen de pérdidas increíble para nuestro país”, sosutvo. En el caso de Colonia y Punta del Este, disminuyó el tráfico turístico debido a la falta de turismo de argentinos.

“En el exterior los uruguayos gastan unos 1.100 millones de dólares”, manifestó Pera. “Acá USD 100 nos parece carísimo, pero lo pagás tranquilo en otro lugar”, arguyó el vicepresidente de la Cámara de Turismo. “Todo nos parece caro”, dijo y resaltó que el uruguayo no gasta la misma cantidad de dinero aquí que en el exterior.

Por eso, propone “una apertura de fronteras que sea mínima y progresiva”. “37 mil personas ingresaron al país por el Aeropuerto de Carrasco. De esas 37 mil personas solamente 16 dieron positivo. 0,03%. Queda demostrado que el riesgo, con todo el equipamiento que tienen, siguen siendo un lugar seguro”, desarrolló.

El integrante de la Cámara defendió el rol del ministro Germán Cardoso en las negociaciones para obtener beneficios para el sector: “Es un ministro que no venía del palo, tenía que aprender. Le hemos dicho muchas cosas, ha escuchado. Acordate que Germán Cardoso hace cuatro meses tuvo el coraje de salir a pedir a los medios si podíamos traer turistas del Europa. Sus propuestas fueron bochadas”.

Escuche la entrevista de Punto de Encuentro a Carlos Pera, vicepresidente de la Cámara de Turismo

 

Foto.Maria Ines Hiriart