Aseguran que la variante P.1 presenta  una carga viral más alta en adultos de entre 18 y 59 años.

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) presentó este lunes su último informe sobre el impacto  de las variantes P1 y P2 del SARS-CoV-2 en nuestro país. Según indica el informe “actualmente en Uruguay existen evidencias de la circulación y transmisión comunitaria de las variantes  P1 y de la P2” en  base a las muestras analizadas en marzo de 2021.

 

Agregan  que la variante P.1, es considerada de preocupación y la P.2 es de interés. Las características de las mutaciones que sufrió la variante P.1 también fueron observadas en la variante británica y la variante sudafricana.

Los  estudios realizados con respecto a esta variante muestran que fue 1,4 a 2,8 veces más transmisible que otras variantes que co-circularon con la Manaos.

Basándose en un estudio realizado en Amazonas indican que  la P.1 está asociada a una mayor carga viral en las vías respiratorias de individuos adultos de 18 a 59 años si se compara con otras variantes, pero que en adultos mayores de 60 no serían significativas.

El informe agrega que “la evidencia disponible sugiere que las mutaciones observadas en las variantes P1 y P2 podrían reducir la capacidad de neutralización por anticuerpos, pero aun así la respuesta en pacientes vacunados se muestra promisoria en relación con la prevención de los casos graves de COVID-19”.

En sus conclusiones el GACH recomienda “fortalecer la vigilancia epidemiológica, identificar precozmente cambios en el comportamiento de la pandemia, efectivizar la vigilancia de efectividad y seguridad de las vacunas. Además recomiendan a las autoridades “que la comunicación de los contenidos del documento se realice con la mayor claridad posible explicando el carácter emergente del fenómeno y la existencia de evidencia limitada para comprenderlo completamente”.

Foto: Dante Fernadnez / FocoUy