Sostuvo que el efecto de la vacunación va a ser “lo último” en verse.

Este jueves se detectaron 4.412 de coronavirus. Uruguay no sobrepasaba la barrera de los 4.000 casos desde el 15 de abril, cuando se constataron 4.142 casos nuevos. En entrevista con Punto de Encuentro, el virólogo Santiago Mirazo, dijo que recibió la noticia como “un balde de agua fría”, pero “si uno lo ve con la tendencia, no debe sorprender que es un número alto”.

La cobretura con la vacunación está “en muy buen nivel” pero aún no estamos en niveles que permitan ver un cambio “significativo”. “El efecto que va a tener la vacunación, va a ser lo último”, señaló Mirazo.

Hoy el objetivo primario es bajar las hospitalizaciones, explicó con respecto a la vacuna. “Va a ser muy difícil bajar los contagios solo apostando a la vacunación, no es tan eficiente”, consideró. Las vacunas no evitan los contagios ni los síntomas. La persona solo tendrá menos capacidad para contagiar, cortando la cadena de transmisión. Además, se reduce la posibilidad de hospitalizarse.

Apuntó que quienes padecieron Covid-19 exponen que nunca vivieron nada igual. “Es un destrozo lo que hace el virus”, definió Mirazo y expresó que la mitad de los pacientes que ingresan a CTI logran recuperarse.

El virólogo valoró la efectividad de la vacuna Coronavac e indicó que podría aumentar con una tercera dosis. Aunque resaltó que su rendimiento es el “esperable”. En contraposición con la de Pfizer, explicó que la vacuna estadounidense “ha puesto la vara muy alta”. Fue “una gratísima sorpresa”.

En cuanto a la vacuna P1, desarrolló: “Es una variante muy potente y adaptada. Es muy difícil una variante que tenga la capacidad de desbancar a la P1 uruguaya. No va a haber una situación peor”.

Escuche la entrevista completa de Punto de Encuentro a Santiago Mirazo