En la columna de Psicología Juan Pablo Cibils especializado en adolescentes,  profundizó acerca de la depresión y prevención del suicidio, además nos cuenta sobre un grupo de estudiantes de la asignatura “Educación Ciudadana” que hicieron un proyecto enfocado al sí a la vida y a la salud mental.

 

Respecto a los medios de comunicación “lamentablemente lo que hemos visto de no hablar o no  comunicar del tema los resultados tristemente no mejoran sino que son cada vez peores, lo que se habla hoy los expertos en el tema referido a los medios de comunicación, es más que nada cuidar como se da la noticia, no informar tanto acerca de cuales son los pasos que una persona dio capaz para cometer lamentablemente el suicidio porque eso si puede dar ideas para las personas que lo están pensando. El que decide quitarse la vida, detrás de eso tiene un sufrimiento terrible y eso es lo que hay que contar y comunicar”

 

¿Siempre se da aviso? “No tenemos que tener una mirada simplista frente a todo esto y acá hay que atender a las campañas que podemos hacer y como podemos encararlo, el suicidio es multicausal y es una problemática muy compleja en donde hay que atender a muchísimas variables. Hay indicadores que si nos dan elementos de que pueden ser predictores de que una persona pueda quitarse la vida como por ejemplo los intentos de auto eliminación, las estadísticas dicen que hay altas chances de que vuelva a cometerlo”

“Nunca hay que subestimar siempre hay que acompañar, no hay que dejar solo a la persona que dice que está pensando en esto, que tiene una idea o que intentó hacerlo. Como comunidad, como familia, padres, educadores tenemos que estar cerca para observar estas señales ”

 

La pandemia afecto a los adultos mayores pero en los adolescentes aumento la taza %45, “Relacionarlo con la pandemia hay un vínculo directo, hay que entender que para todos nosotros estar con otros es importante pero para el adolescente es la vida. El adolescente esta en una etapa donde esta en construcción, donde su cerebro esta mutando, donde necesitan interactuar con otros y no solo le quitamos eso sino que les obligamos a estar 24 hs con su familia, padres que es lo que todo adolescente quiere evitar justamente, le quitamos la posibilidad de salir de estar en contacto con otros espacios y eso si ha generado al adolescente no solo se sienta peor sino que ahora que están volviendo aterrizar a encuentros con el otro, socializar, no es tan sencillo”

Escuchá la columna completa aquí: