Se trata de 80 millones de dólares, para financiar obras públicas.

El fideicomiso de 80 millones de dólares, que solicitó la Intendencia de Canelones, no fue aprobado, debido a que el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, solicitó a los ediles de la coalición que votaran en contra.  La acción de Delgado, trajo consigo el malestar del secretario de la Intendencia canaria, Francisco Legnani, quien se expresó en Twitter.

El edil Batllista Gerónimo Costa no votó a favor de dicho fideicomiso por pedido exclusivo del líder de sector “Ciudadanos”, Julio Sanguinetti. “Disciplina partidaria”, le pidió el Partido Colorado al legislador.

Por su parte, el edil del Frente Amplio Yamandú Costa, declaró que las obras que se iban a realizar eran “necesarias en épocas de crisis”. Agregó que las obras se iban a realizar igual, “buscaremos partidas presupuestales, veremos cómo se puede llegar, pero lo que tiene que quedar claro es que si se hacen las obras, es mérito 100% del Frente Amplio”.

De “una mezquindad muy grande”, al “ni vencidos ni vencedores”

El diputado frenteamplista Sebastián Sabini dijo que la decisión negativa de la coalición demostró “una mezquindad muy grande, porque se habla de parte del gobierno de la necesidad de obra pública, con este proyecto se iban a generar más de 2.000 puestos de trabajo para el departamento”. Además, señaló a Adrián Peña, ministro de Ambiente, como responsable de la presión aplicada a los ediles, para que “el proyecto no se pudiera consolidar”.

“Se van a perder no solo puestos de trabajo, sino también obras que son muy importantes, desde alumbrado, caminería, espacios públicos, la renovación de la flota de recolección de residuos. Cosas que para los habitantes de Canelones son fundamentales. Acá lo que termina primando es el cálculo político duro y puro para perjudicar a un gobierno frenteamplista y un intendente frenteamplista”, criticó el representante.

 

Mientras tanto, el senador nacionalista Amín Nuffouri expresó que en la votación “no hubo ni vencidos ni vencedores”, y remarcó que “hemos visto a Orsi recorrer los distintos medios diciendo que la Intendencia tenía un importante superávit. Hace menos de un año de eso, resulta que si no se vota un fideicomiso de 80 millones de dólares no podemos hacer obras. Ahí las cosas ya no cierran”.

“En este fideicomiso que se piensa votar, las obras no están detalladas de cuánto van a salir, no se dice en que fecha se van a hacer, y aparte de eso hay 20 millones de dólares de obras que no se saben cuáles van a ser. Yo creo que hay que presentar seriamente un proyecto, que en este caso la oposición del departamento acompañase”, puntualizó el senador.

 

El diputado del Partido Nacional Sebastián Andújar, en su opinión, cree que este tipo de decisiones “no son fáciles de tomar”, pero al ser parte de un partido que “está gobernando este país”, decidieron “no aceptar este plan de endeudamiento”. Andújar negó cualquier contacto con Presidencia, y dijo que la decisión se tomó con autonomía.

Foto: FocoUy