El establecimiento que estaba ubicado en Maroñas, era administrado por el Centro Evangélico Mundial.

El Ministerio de Desarrollo Social cerró un parador nocturno ubicado en la zona del Hipódromo de Maroñas que era gestionado por el Centro Evangélico Mundial, por repartir material religioso a los usuarios. Según informó el ministro Martín Lema en conferencia de prensa, se estaba realizando “un mal uso de la herramienta”.

“Nos comunicamos con quien estaba al frente de ese parador, y en esa comunicación establecimos que por no acoplarse a los requisitos que esta administración promueve no se va a continuar con el vínculo” señaló. En el centro en cuestión se entregaba roba de cama, artículos de higiene personal, tapabocas, alimentos y una biblia además de literatura cristiana variada.

Los paradores nocturnos son centros llevados adelantes por organizaciones de la sociedad civil donde el Mides colabora con equipo técnico de trabajo y tienen por finalidad ser una barrera de contención.

 

Foto Gastón Britos / FocoUy