Dijo que, en todo caso, el subsidio puede ser capitalino, porque muchas organizaciones están radicadas en Montevideo.

El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, desmintió que el subsidio dirigido a 6.500 trabajadores informales de actividades culturales fueran dirigidos a organizaciones sindicales que “no son representativas” de la población que necesitaba asistencia, como dijo el senador nacionalista Sergio Botana a Búsqueda.

Botana realizó un pedido de informe a principios de julio para conocer a qué organizaciones pertenecían los beneficiados, y criticó a Búsqueda, con información propia, que esas organizaciones no eran representativas del sector cultural que se buscó beneficiar con el subsidio y que fueron “todas creadas para favorecer al Frente Amplio e ir en contra de nuestras posiciones”. Agregó que se decidió con “mentalidad corporativa”, y que el Uruguay “no puede seguir funcionando con esa cabeza de izquierda”.

“El senador Botana está equivocado, lo que nosotros hicimos fue dar una respuesta a múltiples pedidos de distintas organizaciones que tenían gente muy afectada, que son informales, que por ser informales además es imposible identificarlos si no es a través de que las propias organizaciones”, dijo el ministro Mieres.

 

Detalló que el rol de las organizaciones fue “trasladarnos listados de personas que eran las afectadas”, y remarcó que el pago se le hace “a la persona”, jamás a las organizaciones: ” Las organizaciones dieron listados, los listados llevaban nombre y número de cédula, se cruzaron con el BPS, los que tenían ingresos quedaron fuera, porque no correspondía, los que estaban duplicados se filtró, y esos listados fueron a ANDE, que es la que paga. Y paga a la persona en las redes de cobranza”, explicó el secretario de Estado.

Consultado sobre la posible tendencia de izquierda en las organizaciones, Mieres dijo que esto no era así, pero que es posible que “la representatividad sea más capitalina, porque quizás hay más organizaciones vinculadas a estos sectores de actividad radicadas en Montevideo”.

Consultado sobre qué llevó a Botana a realizar estas declaraciones, el ministro expresó que “él tiene la preocupación de que, según su opinión, hay más gente, y seguramente la hay en todo el país, que ha quedado afuera del subsidio”, pero aclaró que “nosotros no teníamos otro instrumento y otra metodología transparente, objetiva, que no estuviera atenida de ningún tipo de clientelismo político, para dar una respuesta como la que se pedía”.

Además, Mieres indicó que el pedido de informe ya está listo para ser entregado a Botana, y que “se lo vamos a mandar en las próximas horas, con toda la claridad y transparencia que nos caracteriza”.