La jugadora de la selección femenina de básquetbol de España, Cristina Ouviña, subió una historia de Instagram en la jornada de miércoles por la noche en Japón (mediodía de martes en Uruguay), en la que se apreció claramente el encuentro con deportistas de otras nacionalidades en la Villa Olímpica, sin distanciamiento ni tapabocas, así como también alcohol, lo cual generó enorme polémica a nivel mundial.

En la imagen se encuentran jugadores de su mismo deporte pero en la rama masculina, del representativo de Eslovenia, entre ellos Luka Doncic, principal figura del combinado europeo. Si bien la basquetbolista pidió disculpas rápidamente y borró el contenido en su red social, no escapó a los comentarios sobre el hecho.

Según el protocolo dispuesto por el Comité Olímpico Internacional para la realización de los Juegos Olímpicos, los competidores tienen prohibido realizar reuniones y eventos a los efectos de bajar la probabilidad de contagios de Covid-19, independientemente de todos los controles que se realizan.

Ouviña sostuvo minutos después del hecho que tuvo lugar en las pasadas jornadas, que se equivocó y que todos son “conscientes de la situación de pandemia en la que vivimos y de que no debemos relacionarnos con nadie ajeno a la gran burbuja de la Villa. Aunque en estas imágenes pudiera parecer lo contrario, somos muy respetusos con los protocolos sanitarias que han sido marcados por el Comité Olímpico Internacional y las autoridades japonesas. 

De hecho en ese comunicado también reafirmó su compromiso con el básquetbol español y en el partido disputado ante Serbia este jueves, vencieron 85 a 70 a sus rivales, por la segunda fecha de la fase clasificatoria, poniendo un pie en cuartos de final del torneo en Tokyo 2021.