El ministro del Interior consideró que la mujer “debería haber tenido alguna medida cautelar más importante” ya que no contaba con custodia policial permanente.

En la jornada del martes 14 de setiembre se fugó Stefanía Quirque, conocida por querer asesinar tres veces a la esposa de su amante. La mujer se encontraba cumpliendo prisión domiciliaria por otros delitos en su casa en Piriápolis (Maldonado), informó El País.

Se trata de “una persona que a nuestro juicio debería haber tenido alguna medida cautelar más importante que la que se puso”, dijo al respecto el ministro del Interior, Luis Albero Heber, ya que la mujer tenía solamente prisión administrativa y no contaba con custodia policial permanente por disposición judicial. Sin embargo, el ministro aseguró que no “cuestiona” las decisiones del Poder Judicial.

A pesar de no tener custodia policial permanente, la Policía sí hacía rondas de control periódicas en distintos horarios en el domicilio de Quirque. Ahora la Policía la busca para tratar de recapturarla.

En 2011, Quirque ya se había escapado del Centro Nacional de Rehabilitación en el horario de visitas y fue capturada un año después el Las Toscas.  Su última detención fue el pasado 6 de agosto después de un trabajo de la Policía y la Interpol, era requerida en Brasil por tráfico de drogas.

Escuche a Luis Alberto Heber aquí