El avance que ha constituido la leishmaniasis canina en Salto, activó un arduo trabajo de investigación que no solo alcanza a los veterinarios, sino a todo el sistema sanitario del país. La leishmaniasis (o leishmaniosis) es un conjunto de enfermedades zoonóticas y antroponóticas causadas por protozoos del género Leishmania . Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas fatales en las cuales se presenta inflamación grave del hígado y del bazo. La enfermedad es una zoonosis que afecta tanto a perros como a humanos. Sin embargo, animales silvestres como liebres, zarigüeyas, coatíes y jurumíes, entre otros, son portadores asintomáticos del parásito, por lo que se los considera animales reservorios.

et

El agente se transmite al humano y a otros animales a través de la picadura de hembras de los flebotomos, un grupo de insectos chupadores de sangre pertenecientes a los géneros Phlebotomus del Viejo Mundo, (Europa, África y Asia) y Lutzomyia en América, de la familia Psychodidae.1En Colombia, en ciertas regiones, este tipo de insectos es más conocido como palomilla. En las zonas tropicales de Ecuador se lo conoce como “arenillas”.

La emergencia sanitaria, decretada una vez más por el MSP, busca continuar con las acciones pertinentes que no solo disminuya los casos en perros, sino que mantenga a la enfermedad en Salto y no se expanda a otros departamentos.

En ese sentido, la recomendación de sacrificio a los perros infectados sigue siendo la medida a aplicar, aunque hay propietarios que prefieren comenzar el tratamiento. En estos casos se le aplicará al can un chip y el dueño deberá cmplir con las disposiciones establecidas para reducir los riesgos en la zona donde resida. Entre otras cosas, deberá llevarlo al veterinario una vez por mes para verificar el estado sanitario del animal.

Para avanzar en la detección temprana de la leishmaniasis visceral en humanos, el MSP comenzará con un ciclo de capacitación con médicos de Salto en el exterior del país, fundamentalmente en aquellas regiones donde la enfermedad en seres humanos ya está instalada.
El programa busca profundizar las medidas de detección temprana de la enfermedad parasitaria y contribuya con el fortalecimiento de las acciones de vigilancia, diagnóstico y tratamiento de la zoonosis.
El MSP con apoyo de la Organización Panamericana de la salud (OPS), busca capacitar a los profesionales en el diagnóstico y tratamiento de leishmaniasis cutánea y mucosa, así como discutir y proponer acciones para organización de los servicios de atención en todo el país.
Cabe destacar que ya se han tenido algunos casos de sospecha de la enfermedad en humanos, aunque no fueron reportados al MSP como la normativa lo exige. Los principales síntomas de la patología, más allá de las laceraciones a nivel de la piel, son fiebre, decaimiento, dolor muscular y fatiga.