El Ministro de Economía, Danilo Astori habló con Telemundo con referencia al anunciado acuerdo al que se llegó dentro del Frente Amplio para el proyecto de Ley sobre los cincuentones.

El Ministro manifestó:

Estoy muy contento con el acuerdo alcanzado. En primer lugar porque significa una rebaja notable del costo del proyecto original, que se ubica en un 35 %, unos 1.300 millones de dólares.

Esto por otra parte mejora las condiciones de equidad con que estamos prestando atención a una legítima reclamación de los llamados cincuentones, que por una falla de diseño que se cometió cuando comenzó el nuevo sistema de seguridad social, no pudieron incluir todos los derechos que habían acumulado antes de 1996.

Pero el país tiene que medir mucho los recursos que destina a la solución y tiene que pensar en el futuro. 1.300 millones de dólares menos que el proyecto original aumentan la equidad social. Estamos muy contentos también porque a diferencia del proyecto original limitamos la enorme dispersión de comisiones que cobran las AFAP.

En este momento es de 169 %. El proyecto acordado dispone de un plazo de un par de años para acortar esa dispersión y que el máximo de comisión que se pueda cobrar no supere el 50 % de la más barata. Esto se ha logrado por acuerdo de todos los sectores del FA. Al tratar un tema tan importante del país es un respaldo que lo hace más fuerte.

Por parte de la atención de este reclamo de seguridad social es mucho menor el riesgo que corremos ahora que con el proyecto original. Estos 1.300 millones de dólares que estamos ahorrando son recursos que se puede dedicar a mejorar el estado de las cuentas públicas y atender la salud, la educación y la vivienda.

El grado inversor no se pone en juego. Uruguay está en una sólida posición financiera y tiene que cuidar este capital intangible notable. Hoy no está en riesgo pero si cometemos errores como los de asegurar en el futuro una distracción de recursos como la que estaba en juego en el proyecto original, entonces sí puede estar en riesgo. Hoy no está en peligro al menos en un horizonte temporal esta calificación que obtuvo el país.

Vamos a alentar una mayor competencia entre las AFAP y al mismo tiempo dentro de las posibilidades que les da la ley les aseguramos un período de convergencia hacia los nuevos valores que estamos proponiendo y que entendemos que es absolutamente suficiente para su adaptación.

No me gusta utilizar la amenaza como herramienta política, no solo no hablé re renuncia si no que me abstuve. Estas son las primeras declaraciones que hago sobre el tema en mucho tiempo. Por eso estaba decidido a luchar por esto que se ha conseguido, pero jamás puse en juego mi renuncia para obtener el resultado que deseaba.

Íntimamente uno piensa muchas cosas, seguramente en la soledad se le atraviesan muchas situaciones por la cabeza, pero lo que sí tenía claro es que no pensaba dejar de luchar por este objetivo. Esto no marca el fin de ningún camino, es la mejora de un proyecto que a nuestro juicio era muy negativo.

El presidente Vázquez apoya este acuerdo alcanzado. Ayer hablamos dos veces. Por la tarde lo llamé para contarle los avances de este acuerdo y él me manifestó que compartía totalmente los términos del mismo.

Parto de la base de la idea fundamental. No conozco en detalle su contenido porque no lo he visto, no solo no subestimo su importancia si no que quiero decir dos cosas: esta fue una de las propuestas que le hicimos al presidente Vázquez para reorientar el proyecto originalmente presentado en el Parlamento.

Cuando intentamos buscar caminos alternativos y el presidente señaló que no enviaría otro proyecto, una de nuestras primeras propuestas fue esta exactamente. Pero lo segundo que quiero decir es que esta propuesta es incompatible con la que acabamos de acordar con todos los sectores del FA. Es un camino distinto al que el FA resolvió seguir por la vía del acuerdo que estamos comentando.




NOTAS RELACIONADAS