Aldo Silva entrevistó en Fuentes Confiables al historiador y politólogo Gerardo Caetano, Coordinador del libro “América Latina ante los desafíos de la globalización”.

Sobre el trabajo Caetano dijo que “siempre es importante escribir con plazo. Una vez que uno lo entrega viene la otra corrección que la hace el editor que trabaja para la editorial. Es una corrección técnica que siempre encuentra errores que uno no encuentra. Les tengo enorme respeto. La globalización que nosotros creemos que es reciente, tiene una larga historia. Por ejemplo, la primera occidental fue en el Renacimiento”.

“Uruguay ha tenido una revolución silenciosa en la ciencia. Tenemos Maracaná y no lo conocemos. Hay que apostar a la ciencia, la educación, para que Uruguay forme parte de la aventura sustentada en el conocimiento. El estudio de la OPP dice que lo más seguro que pase en el futuro, no es que en Uruguay haya problema de empleo, sino que los uruguayos no van a estar capacitados para trabajar. Este es el tema. Acá no hay que macanear. Hay que hablar negro sobre blanco. Hay un estupendo estudio de la OPP en donde trabajan escenarios de futuros posibles. Cruzan 2 tendencias que son cruciales: La demográfica y la estructura productiva del país. El Uruguay es exportador. Tenemos que hacer acuerdos comerciales que nos permitan tener un proyecto productivo que no sea solamente agropecuario. Hay países con producción agrícola sensibles como Francia, Polonia y Hungria que aplicaron el veto. Parece claro que un acuerdo Mercosur-Unión Europea es importante, pero las ofertas de Europa son malas para el Mercosur.

Sobre la situación regional afirmó que “Uruguay es regionalismo abierto. Está al lado de 2 países gigantescos a los cuales les vende lo más importante con valor agregado. Justamente lo que no podemos venderle a China, EEUU y la U.Europea. El cambio en Brasil fue poco legítimo MichelTemer está haciendo todo lo contrario a los gobiernos de Lula y Dilma. El 96% de las exportaciones de Venezuela son petróleo ultrapesado e importa un 70% de lo que necesita para vivir. Es un país de una vulnerabilidad extrema”.

Agregó que “definir comercio por ideología es un grave error. Batlle dijo en EEUU ante la consulta de un periodista, sobre que le quieren vender a China y él dijo: “todo menos el alma”. China pasó de una década a ser un país marginal en comercio con Sudamérica a ser uno de los más importantes. Rodríguez Gigena dice que el ingreso de China ha transformado nuestras economías y no precisamente para bien”.

Aquí la nota completa con Aldo Silva: