Días atrás se conoció el dato de la evolución de la economía uruguaya en el tercer trimestre del año. ¿Como se comportaron los diferentes sectores de la economía y cuáles son las proyecciones para lo que resta del año?

La Ec. Gimena Waller, integrante del departamento de Consultoría de CARLE & ANDRIOLI Contadores Públicos analizó esta realidad en Fuentes Confiables..

Aldo Silva-¿Cuáles son los últimos datos del nivel de actividad de la economía?

Hace unos días, el Banco Central del Uruguay publicó los datos del Producto Interno Bruto (PIB) correspondientes al trimestre julio, agosto, setiembre. Si se analiza este período del año y se lo compara con el mismo período del año anterior, se observa un crecimiento de 2.2%. Si los datos se comparan con el segundo trimestre de 2017, la variación es casi nula, 0.1%. Dos sectores lideran el crecimiento con una variación positiva interanual de casi 9%: Transporte, almacenamiento y comunicaciones y Comercio, reparaciones, restaurantes y hoteles. En este segundo sector, la explicación está dada por varios factores: mayores ventas de productos importados y por la mayor demanda realizada tanto por los turistas como por los hogares residentes. En lo que respecta al sector transporte y comunicaciones, incidieron positivamente el aumento en los servicios de datos móviles, una mayor actividad de los servicios complementarios y auxiliares del transporte y en el transporte terrestre de carga.

AS- Que pasó con el resto de los sectores?

Son varios los sectores que ven caer su actividad en la comparación interanual. El de mayor caída es la industria manufacturera -7.7%. Buena parte de esa caída se explica porque la refinería de petróleo se mantuvo cerrada durante la totalidad del trimestre por mantenimiento. También incide negativamente el desempeño del subsector de la elaboración de jarabes y concentrados y de la industria frigorífica. Compensan parcialmente los subsectores de elaboración de productos lácteos y la fabricación de vehículos automotores.

Otro de los sectores que vio caer su actividad fue el agrícola-ganadero. Este disminuye un 2,0% con relación al tercer trimestre del año anterior. En lo que respecta a la actividad agrícola, estuvimos  frente a una zafra de invierno mucho menor que la del año anterior, tanto para el trigo como para la cebada.  Ambos cultivos disminuyen su área de siembra, el trigo 8% y la cebada 24% aproximadamente. Por su parte, la actividad pecuaria presentó números similares a los del año anterior, con un aumento en el período en la actividad lechera que compensó la caída registrada en la ganadería de carne por el descenso en la faena de ganado.

AS- Que nos podes contar de los datos analizados desde el punto de vista del gasto?

En este sentido, hay algunos datos que son dispares. Por ejemplo, aumentó la demanda interna gracias al incremento en el Gasto de consumo final, que fue contrarrestada con la baja de la Formación bruta de capital fijo, es decir las inversiones en activos fijos.  Dentro del gasto de consumo final, lo que aumenta es el gasto de los hogares, de las familias, mientras que baja el gasto que realiza el gobierno.  Buena parte de la explicación de la baja en lo que son las inversiones, está asociado a la menor importación de molinos eólicos para la generación de energía eléctrica.

AS- Respecto al comercio con el exterior, ¿cómo se dieron en este periodo las compras y ventas?

Las Exportaciones de bienes y servicios aumentaron 9% con respecto al tercer trimestre de 2016. Se registraron mayores ventas de soja y celulosa. Cayó sin embargo la venta de productos lácteos, por ejemplo. En cuanto a los servicios, se destacó el aumento en el turismo receptivo debido al mayor número de turistas (en particular argentinos) y al mayor gasto realizado con respecto a igual período del año anterior.  En lo que respecta a las Importaciones de bienes y servicios presentaron un aumento de casi 7% en la comparación interanual, resultado de las mayores compras de bienes al exterior y de la disminución de las importaciones de servicios. En relación a los bienes, aumentaron las compras de bienes de consumo y para el uso intermedio, mientras que se redujeron las importaciones de bienes de capital, especialmente Maquinaria y equipo (molinos). En cuanto a los servicios, la disminución de las importaciones se explica en parte por el descenso en turismo emisivo, es decir que en ese periodo los uruguayos salieron menos de vacaciones al exterior que el año anterior.

AS- Con estos nuevos datos, ¿como se proyecta el final de este año 2017?

Luego de conocerse este dato se puede decir que fue positivo, fue algo inferior a lo que se venía dando es de esperar que para el cierre del año estemos hablando de un crecimiento en el entorno de 3%. La variación de precios seguramente va a cerrar dentro del rango meta. Días atrás conocimos también el dato del empleo. La tasa de desempleo se ubicó en 8%, mientras que cayeron también las personas que buscan trabajo y la demanda de trabajadores por parte de las empresas. Por ejemplo, hablábamos recién de la caída en la actividad de la industria, sector intensivo en generación de empleo, al igual que la construcción. Y las bajas en las inversiones, todo esto repercute en el mercado laboral y lo retrae. Acá tenemos un desafío importante en lo sucesivo.

Aquí la columna completa en Fuentes Confiables:

 

 

 




NOTAS RELACIONADAS