Pese a que aun no se ha aprobado la reglamentación que regule el funcionamiento de las aplicaciones para el transporte, Uber irrumpe en Maldonado y Punta del Este para trabajar esta temporada estival a partir de las 16:00 horas.

Uber comenzará a operar hoy a partir de las 16 horas en Maldonado, el segundo departamento de Uruguay en el que lo hará de forma autorregulada. Si bien la Junta departamental no aprobó la normativa, la multinacional decidió operar igual.

Algunas de las tarifas básicas de UBER serán: mínima $100 pesos; de la terminal de Punta del Este al shopping $136; de Punta del Esta a La Barra $449; del Aeropuerto Laguna del Sauce al hotel Enjoy $673.

Fuentes de Uber dijeron a El Observador que la plataforma pretende crear cerca de 500 nuevas oportunidades de autoempleo en los siguientes doce meses. La cifra se calcula en base al interés que han demostrado residentes locales.

Para los usuarios, la tarifa mínima de la plataforma será de $100. A quienes quieran ser conductores, se les exigirá libreta profesional (activa o en trámite) así como Tarjeta de Registro Único Tributario y el empadronamiento del vehículo al Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (Sucive). Más allá de que podrán operar con la aplicación conductores de otros departamentos durante la temporada alta, desde la multinacional se pretende brindar a los locales nuevas fuentes laborales durante todo el año.

Este no es el primer intento de la multinacional de instalarse en Punta del Este. El año pasado, también hubo un intento por desembarcar en el departamento pero finalmente Uber dio marcha atrás. En esa oportunidad, algunos conductores llegaron a registrarse, por lo que se espera tener apoyo de éstos, se recordó

Además, la plataforma enviará un aviso a los choferes de Montevideo, por lo que se estima que para el fin de semana habrá suficientes conductores para cubrir la demanda que haya.

No obstante, la aplicación no cuenta con el aval de la Intendencia de Maldonado que ya anunció que si Uber operaba este verano realizaría controles a los conductores con inspectores y cámaras de seguridad.

La Junta Departamental iba a aprobar la normativa pero finalmente la aplazó para después del verano por desacuerdos internos en el Partido Nacional y presiones de la patronal de taxistas. Previo al anuncio de comenzar a operar aún en estas condiciones, autoridades de la multinacional se reunieron con el intendente Enrique Antía, para buscar alternativas y poder operar este verano en Punta del Este. En ese encuentro el intendente solicitó a la multinacional presentar su propuesta por escrito y negociar con los taxistas para “ver si podían tener algún entendimiento”, según informó el pasado sábado FM Gente.




NOTAS RELACIONADAS