El Poder Ejecutivo otorgó la explotación del Argentino Hotel de Piriápolis por 30 años, a la firma Nifelar S.A., la misma concesionaria del establecimiento desde hace varias décadas. En los últimos llamados a licitación pública internacional, esta firma presentó la única oferta.

El presidente de la República firmó el decreto por el cual se otorga nuevamente la explotación del Argentino Hotel de Piriápolis, a la firma Nifelar S.A., la actual concesionaria del histórico establecimiento, la que deberá encarar una serie de obras y reformas.

Hoy a las 11 hs en la sala Arredondo del Ministerio de Turismo se presentará el proyecto de remodelación del Argentino Hotel de Piriápolis de acuerdo a la reciente adjudicación de la Licitación Internacional en favor de la firma NIFELAR S.A de los actuales concesionarios.

En dicha conferencia estarán presente la Ministra de Turismo Liliam Kechichian junto a otras autoridades ministeriales, autoridades departamentales y Directores del Argentino Hotel.

Fruto de la visión del empresario Francisco Piria, se concibió para 1.200 pasajeros. En 1920 el presidente Baltasar Brum colocó su piedra fundamental. En su momento uno de los hoteles más gigantescos de América del Sur. Fue inaugurado el 24 de diciembre de 1930.2

La resolución señala que la Comisión Asesora de Adjudicaciones informó que la oferta presentada, “cumple con todos los requisitos de admisibilidad exigidos en el Pliego de Condiciones Particulares y sugirió adjudicar el objeto del presente llamado a la empresa Nifelar S.A.”.

La firma tendrá la explotación del emblemático establecimiento por los próximos 30 años a partir de la firma del nuevo contrato. Se trata del grupo Méndez Requena, que está al frente del Argentino Hotel desde 1994, aunque el plazo venció veinte años más tarde, en 2014.

Como contraprestación, el adjudicatario deberá abonar al Ministerio de Turismo, un canon anual no inferior al 1% de los ingresos operativos producidos, pero además hacerse cargo de todas las acciones de mantenimiento del histórico inmueble del balneario de Piriápolis.

El concesionario, deberá realizar reparaciones, reacondicionamientos y puesta en valor de todas las instalaciones para iniciar la explotación, de acuerdo a una categoría equivalente a 5 estrellas; los servicios y las acciones de mantenimiento deberán ser acordes a la misma categoría hotelera.

Asimismo, deberá mantener, conservar, custodiar y reparar todos los bienes que estarán detallados en el inventario que se suscribirá junto al contrato de concesión. Cabe recordar que el histórico edificio posee un riquísimo patrimonio que data de la época de la fundación de la ciudad de Piriápolis.

La concesión incluye el Pabellón de las Rosas, ubicado al Norte del edificio central, el que deberá ser cedido sin ningún tipo de cargo cinco veces al año al Municipio de Piriápolis, para los fines que el gobierno local determine. Allí se realizan distintos eventos de instituciones del medio.

En cuanto a la mano de obra, las condiciones no establecen que el nuevo concesionario deba contratar al personal que hoy trabaja en el Argentino Hotel, y solo obliga a que al menos el 35% del funcionariado sea de origen uruguayo, lo que deja abierta la posibilidad de contratación de extranjeros.




NOTAS RELACIONADAS