Mariela Vivone, vocero de Bomberos, explicó en Fuentes Confiables que la reacción rápida permitió el control de la situación. Fue un incendio violento afectando varios locales comerciales. Alrededor de 30 locales de los 300 que están insatalados se vieron afectados.

Las pericias permitirán identificar si fue un problema eléctrico o humano. La construcción y la instalación electrica es precaria y no tiene habilitación de Bomberos.

Se utilizaron retroexcavadoras de la Intendencia para realizar cortafuegos para que no se propagara al resto. Al no haber hidrantes, éste era el mecanismo. El apoyo de agua surgió de cisternas de la Intendencia y de OSE.

Se registraron hurtos en el momento y para ello estaba el personal policial.

Vivone reiteró las medidas de precaución que se han tomado en el verano y recalcó la necesidad del respeto de la reglamentación vigente. El 90 % de los siniestros se deben a imprudencias.

Finalmente remarcó que este fin de año se registraron quemas de 125 contenedores, casi la misma cifra que en Navidad.

Aquí el informe completo:

 




NOTAS RELACIONADAS