El sindicato judicial aceptó este miércoles en un referéndum interno por 1.470 votos a 1.018 la propuesta del gobierno para solucionar el prolongado conflicto generado por el incumplimiento de la ley que establecía el “enganche” de las remuneraciones de estos trabajadores con las de los de los ministros de Estado y de la Suprema Corte de Justicia.

El resultado preliminar fue anunciado hoy sobre las 17:00 horas tras un encuentro que tuvo lugar en la sede sindical en Wilson Ferreira Aldunate 1280. En el interior se votó por correspondencia.

La fórmula que ofrece el gobierno supone un aumento del 18,8% (el sindicato pretendía originalmente 21,6%) y un reconocimiento parcial de la deuda generada. En conjunto supone una erogación para el Estado de unos US$50 millones.

La fórmula abarca tanto a trabajadores con sentencias judiciales favorables como a aquellos que no la tienen.

Ahora se necesitara un 80% de adhesión para firmar el convenio, en caso que no se acepte continuarán con las acciones judiciales y se decidirá si se toma alguna medida de fuerza, según dijo Richard Ascurrein a Informativo Universal.