Ricardo Gil Iribarne, presidente de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), dijo en Fuentes Confiables que en la reunión del día de ayer en la Jutep no trataron el tema del intendente Pablo Caram porque la volcal Matilde Rodríguez no pudo asistir por un tema de salud, pero confirmó que después de carnaval lo analizarán.

Explicó que “hay un decreto 30/2003 para algunos vínculos familiares hasta segundo grado platea estrictamente la prohibición, está prohibido que un jerarca lleve un familiar independientemente de la relación contractual que tenga, no importa que sea cargo de confianza o no. Todos sospechamos que no se respeta en todos los casos”.

“Hay cosas que no están prohibidas pero están muy mal, no puedo llevar un hijo a la Jutep, está prohibido, pero ¿puedo llevar cinco primos? ¿Está bien? Está muy mal. Hay cosas que no se toman en cuenta. Vale para todas las empresas estatales”, afirmó.

Gil Iribarne señaló que “en el caso de los primos, que no son línea directa, dijo que hay vínculos familiares que no están comprendidos dentro en la norma actual que habla hasta segundo grado, más allá de eso, ¿está bien? Nos deberíamos cuestionar que hoy la ciudadanía nos exige otra cosa en materia de transparencia”.

En el caso de que no la persona no esté casada pero lleva la pareja a trabajar, dijo que “es lo mismo, no está prohibido pero está mal”. “Una cosa es hacer estrictamente la ley y lo que no lo dice bandidear y otra cosa es decir tengo una obligación con la gente que es la que me paga el sueldo de hacer las cosas bien y no debería darle trabajo a gente directamente vinculada a mi. Es indefendible decir que el único tipo confiable en el mundo es mi primo y lo debo tomar a él. Puedo entender que sea capaz y responsable, pero que es el único en Uruguay es indefendible”.

Si la persona ya ocupaba un cargo con anterioridad, planteó dos cosas según la norma: “si ya estaba y pasa algo que genera la nueva situación hay que hacer desaparecer la situación, si me ponen una oficina a cargo y está mi hijo, o yo no voy, o a él se lo traslada.  El otro caso, es cuando la persona estaba desde hace años y cuando se da la situación hace lo mismo y tiene el mismo sueldo, o desde que esté la persona ascendió velozmente y cobra mucho más, esas cosas preocupan. Por ahora no estamos manejando casos, estamos preocupados por esas situaciones, viendo qué hay que hacer para que no sucedan y viendo quien incumple la normativa. La Jutep esto lo toma en serio y no busca escusas para que todo siga como está”, señaló.

Sobre cómo actúa la Jutep dijo que “cuando entendemos que son temas de nuestra competencia podemos actuar por denuncia o de oficio como ha pasado en los casos públicos. Cuando actuamos de oficio lo primero que hacemos es a dar a conocimiento público las conclusiones porque respondemos a la ciudadanía. Cuando actuamos por denuncia, respondemos al organismo o al denunciante”.

En relación a hasta dónde llega la opinión de la Jutep que transmite al organismo, dijo que “llega hasta ahí. No podemos tomar ninguna medida posterior ni obligar al organismo a hacer o actuar de determinada forma”. Nos preocupa qué hace el Estado cuando un organismo especializado como la Jutep dice acá alguien viola las normas, puede pasar que nadie haga nada. Nuestro deber es decirle a la ciudadanía lo qué está pasando y que cada uno asuma su responsabilidad”, dijo Gil Iribarne.

En relación al decreto que emitió Mauricio Macri en Argentina sobre los familiares en el gobierno, dijo que “en lo sustancial plantea cosas que ya tenemos en nuestra legislación. El decreto 30 tiene cosas que están allí. En Argentina dice que no puede haber familiares en ningún sector del Estado, no en la repartición concreta donde ese jerarca actúa, es para algunos funcionarios, no para todos, plantea que los familiares de esos grados no pueden trabajar en el Estado”.

En el caso de ser integrante de un sindicato y que mis familiares integren ese organismo público, dijo que “en principio la Jutep no lo contempla pero que no hay que mirar para el costado y que no conoce norma que contemple eso hoy”.

Si luego de emitido la opinión de la Jutep no sucede nada con el organismo, opinó que “se debe entender que no todos los parlamentarios hacen eso, pero otros que hacen las cosas mal. Si no pasa nada, hay que tomar eso en consideración, se habla de corrupción, de transparencia pero al momento de hacer las cosas no se hacen. El mensaje es para la ciudadanía, es bueno que la ciudadanía no pierda la indignación, lo que no me gusta es el escepticismo, que aceptemos que eso va a hacer así”.

En relación al senador Leonardo de León que comparecerá ante la justicia el 7 de marzo, dijo que “la Jutep ha tomado algunos elementos en una zona distinta a la de la justicia, ella actúa en el área del código penal y de delitos y nosotros actuamos en el área de la conducta de los funcionarios públicos, no nos metemos con los delitos salvo que la justicia nos pida. Estamos trabajando con eso”.

Escuche la nota a Gil Iribarne: