Los funcionarios de la Dirección Generar Impositiva denunciaron que aún se mantienen unos 170 cargos puestos a dedo, cuando una ley de 2010 obligó a que sean designados por concurso.

Si bien la DGI respondió el reclamo de los trabajadores y señaló que en setiembre comenzarán los llamados a concurso, el sindicato expresó su preocupación porque en las últimas semanas hubo nuevas designaciones discrecionales en varias divisiones.

El dirigente sindical Aidemar González dijo a Informativo Universal que en DGI hay unos 1350 funcionarios y 240 cargos de funciones encargadas, de las cuales sólo 30 pueden ser definidas discrecionalmente.

Sin Embargo, de los 210 que deberían ser definidos por concurso, 170 fueron designados discrecionalmente.

“Entendemos que al principio pudo haber problemas de gestión, pero ocho años es más que suficiente”, señaló González.