En el marco del Día Mundial de Concientización sobre el Autismo, De taquito a la mañana recibió a Andrea Varela, psicopedagoga, y a Vanessa de Sousa, psicóloga, las dos especializadas en Trastorno de Espectro Autista. Ambas forman parte de Cine Azul, un proyecto pensado para que los niños con TEA y sus familias puedan disfrutar del cine como todos los demás.

El mismo se desempeña en diferentes puntos del mundo, y llegó a Uruguay hace tres años. “Hacemos funciones cada tres o cuatro meses. Cada función es única y diferente dependiendo de las familias que vayan. Hemos tenido un promedio de entre 50 y 90 personas asistentes”, contaron.

Cine Azul tiene ciertas características particulares: el volumen de la película es más bajo, las luces se quedan prendidas y se da libertad para que los niños puedan moverse por el espacio. “Hay niños que se van a la mitad de la película porque no la toleran. Pero lo importante es que se queden hasta que sea disfrutable”, explicaron.

Según dijeron las especialistas, las estadísticas internacionales indican que el 1% de la población mundial tiene TEA. A partir de estas cifras, se puede deducir que en Uruguay hay entre 30.000 y 35.000 niños con autismo. Actualmente no hay un estudio en el país que determinen el número exacto de niños con TEA.

Teniendo en cuenta estos números, resaltaron la importancia de la integración de niños con TEA en los centros educativos, y lo fundamental que resulta la formación de las maestras. “Cómo se va a integrar el niño depende del grados de autismo, pero también de la formación de las maestras. Falta un equipo de apoyo para los docentes, y también formación de las maestras en el tema. En Magisterio no se les enseña”, dijo Varela. “Es importante darle el lugar a los niños con TEA, pero también tiene que haber capacitaciones en la escuela, no es solo aceptarlo. Se necesita un seguimiento adecuado”, agregó de Sousa.

Por más información sobre Cine Azul: https://www.cineazul.com.uy/