Columna de Antonio Ladra: “Lugar a dudas”

Este lunes, cuando caía el sol se supo que los restos hallados a fines de agosto en el predio donde estuvo el Batallón 13 son de Eduardo Bleier, detenido en 1975 y desaparecido en 1976. Bleier fue militante y dirigente del Partido Comunista de Uruguay.

Uno de sus hijos, Gerardo, fue compañero mío en el diario La República, en el diario El Observador y en la revista Posdata. Me considero amigo de Gerardo y debo decir que este anuncio me choqueó realmente.

Tengo muchas imágenes de Gerardo trabajando en la redacción codo a codo, soportando muchas veces bromas, estoicamente. Siempre fue uno más, pero este lunes me cambió la percepción. Es que nunca lo había pensado desde el lugar donde está ahora. Imposible ponerse en su lugar, imposible. Por supuesto que sabía toda la historia de su padre, Eduardo Bleier, alguna vez contada por el mismo, pero más por otros, por esa tradición de historia oral de cuentos de amigos de amigos.

Este lunes escribí unas líneas para Gerardo:

Gerardo, te vi en una foto parado, serio, la mirada fiera y dulce, no sé bien como decirte.

Estabas frente al Batallón 13

Antes de saber que allí estaba tu padre.

Pero, siempre estuvo ahí.

Hace 43 años que está ahí.

43 años, te das cuenta ¡tanta vida!

Te mintieron Gerardo.

Nos mintieron

Escuche la nota aquí