(por Rafael Castillo)

El entrenador Álvaro Gutiérrez anunció esta miércoles su salida de Nacional, algo que ya tenía meditado desde hace unas semanas, a poco de finalizar formalmente, su vínculo con la institución, el 31 de diciembre de 2019, en conferencia de prensa junto al presidente del club, José Decurnex, que se realizó en la sede social de la calle 8 de octubre.

“Fue una decisión tomada en conjunto con el cuerpo técnico y el motivo principal es estar tranquilo porque fueron nueve meses de tensión en un equipo que requiere de eso. Los últimos partidos que fueron muy seguidos no me sentí cómodo y no me encuentro para volver a encarar el breve un desafío a la altura de Nacional. Quiero agradecer a todos los que participaron en esto, nos defendieron en todo este periodo, a la Comisión Directiva, porque en acuerdo y desacuerdo no fuimos egoístas y priorizamos lo mejor para el club”, comenzó diciendo el técnico saliente.

El exfutbolista profesional y campeón con Uruguay de la Copa América 1995, regresó a su casa en el mes de marzo, cuando los resultados no acompañaron la gestión del argentino Eduardo Domínguez, en las primeras cinco jornadas del Torneo Apertura, pese a haber obtenido el título de la Supercopa Uruguaya y dos victorias en Copa Libertadores.

Tildado de defensivo, Gutiérrez fue contra toda teoría de los diferentes y miles manuales de entrenadores que hay en el mundo, encontrando solidez en la retaguardia y fluidez de mediocampo hacia arriba, a tal punto, que salvo en algunas excepciones, como por ejemplo el empate a cuatro con Fénix en el Capurro y la derrota con River Plate en el Saroldi, se impuso a esa condición y Nacional terminó siendo el equipo más goleador y el menos vencido del torneo.

En la temporada 2014-2015 tuvo el plus de hacer un campeonato Apertura que lo dejó “de macho” en la definición, con la tabla Anual prácticamente indescontable. En la presente, la situación fue totalmente adversa, a tal punto que la obligación de ganar el Clausura era impostergable para estar en la definición. Claro está, la diferencia con aquel momento es la aparición en medio del Torneo Intermedio, que le permitió a lo largo del año quedarse con la tabla acumulada.

Gutiérrez señaló que “esta es mi casa y las puertas están abiertas. Conmigo pueden contar cuando quieran para cualquier cosa. Fue una mochila muy grande la que teníamos, cortar el tricampeonato de Peñarol, con muchas cosas que pasaron el campeonato y hoy miramos, y es increíble como pudimos de todas maneras obtener el torneo. Al final jugamos miércoles y domingo, con la chance de que hubieran cuatro clásicos, lo cual es una carga emocional muy grande. Con Rampla ganamos y dos días después no me podía tranquilizar y con Juventud fueron los picos de estrés más grande. Ya para las finales bajé un poco la pelota y tenía decidido ya dar el paso al costado”.

Consultado sobre momentos importantes en estos nueve meses, dos de ellos fueron las críticas que aparecieron por el planteamiento contra Cerro Porteño en Paraguay por Libertadores, en el que dijo el técnico, “buscamos un bloque defensivo y nos equivocamos en la transición hacia el arco rival, cosa que fuimos corrigiendo en un proceso y lo pudimos hacer contra Atlético Mineiro”, circunstancia que fue clave para la continuidad del torneo local, y el otro la pretemporada en Miami, porque “nos jugábamos el futuro nuestro, entrenamos triple horario con las precauciones necesarias para los partidos priorizando la saluda, sobre todo el clásico que era amistoso. Lo perdimos pero terminamos el año de la manera que queríamos”.

EL FUTURO DEL TÉCNICO BICAMPEÓN

“No soy necio y si sale algo que no sea de tanta tensión como Nacional, es muy buena desde el proyecto y redituable la analizaré”, mencionó el entrenador uruguayo. Su posible futuro puede estar en el fútbol de los Estados Unidos.

DE DOMÍNGUEZ A GUTIÉRREZ Y EL PERFIL DE CARA A 2020

El titular de la institución, el ingeniero José Decurnex, habló a propósito de la decisión que se tomó en su momento cuando se cesó al técnico argentino, y se apostó por un conocedor de la casa como Gutiérrez. El presidente señaló que “Nacional está en proceso de potenciar las juveniles y cuando hablamos con Álvaro, una de las razones, era porque en su momento él ascendió varios chicos que le permitieron ser campeón (Leandro Barcia, Gastón Pereiro y Carlos De Pena por ejemplo). Buscamos lo mismo, esta vez más complicado por la situación compleja de nueve puntos abajo. Fue un acierto y lo logró. Terminamos jugando las finales con nueve jugadores de la cantera y eso miramos hacia el futuro. Año a año se hace una inversión muy grande en ese aspecto y por obvias razones esperamos un rédito. Es nuestro proyecto y modelo de negocio”.

El entrenador Álvaro Gutiérrez anunció esta miércoles su salida de Nacional, algo que ya tenía meditado desde hace unas semanas, a poco de finalizar formalmente, su vínculo con la institución, el 31 de diciembre de 2019, en conferencia de prensa junto al presidente del club, José Decurnex, que se realizó en la sede social de la calle 8 de octubre.

“Fue una decisión tomada en conjunto con el cuerpo técnico y el motivo principal es estar tranquilo porque fueron nueve meses de tensión en un equipo que requiere de eso. Los últimos partidos que fueron muy seguidos no me sentí cómodo y no me encuentro para volver a encarar el breve un desafío a la altura de Nacional. Quiero agradecer a todos los que participaron en esto, nos defendieron en todo este periodo, a la Comisión Directiva, porque en acuerdo y desacuerdo no fuimos egoístas y priorizamos lo mejor para el club”, comenzó diciendo el técnico saliente.

El exfutbolista profesional y campeón con Uruguay de la Copa América 1995, regresó a su casa en el mes de marzo, cuando los resultados no acompañaron la gestión del argentino Eduardo Domínguez, en las primeras cinco jornadas del Torneo Apertura, pese a haber obtenido el título de la Supercopa Uruguaya y dos victorias en Copa Libertadores.

Tildado de defensivo, Gutiérrez fue contra toda teoría de los diferentes y miles manuales de entrenadores que hay en el mundo, encontrando solidez en la retaguardia y fluidez de mediocampo hacia arriba, a tal punto, que salvo en algunas excepciones, como por ejemplo el empate a cuatro con Fénix en el Capurro y la derrota con River Plate en el Saroldi, se impuso a esa condición y Nacional terminó siendo el equipo más goleador y el menos vencido del torneo.

En la temporada 2014-2015 tuvo el plus de hacer un campeonato Apertura que lo dejó «de macho» en la definición, con la tabla Anual prácticamente indescontable. En la presente, la situación fue totalmente adversa, a tal punto que la obligación de ganar el Clausura era impostergable para estar en la definición. Claro está, la diferencia con aquel momento es la aparición en medio del Torneo Intermedio, que le permitió a lo largo del año quedarse con la tabla acumulada.

Nacional@Nacional

¡Hasta la vuelta #Guti! ¡#GraciasGuti!

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

2.8039:55 – 18 dic. 2019Información y privacidad de Twitter Ads704 personas están hablando de esto

Gutiérrez señaló que “esta es mi casa y las puertas están abiertas. Conmigo pueden contar cuando quieran para cualquier cosa. Fue una mochila muy grande la que teníamos, cortar el tricampeonato de Peñarol, con muchas cosas que pasaron el campeonato y hoy miramos, y es increíble como pudimos de todas maneras obtener el torneo. Al final jugamos miércoles y domingo, con la chance de que hubieran cuatro clásicos, lo cual es una carga emocional muy grande. Con Rampla ganamos y dos días después no me podía tranquilizar y con Juventud fueron los picos de estrés más grande. Ya para las finales bajé un poco la pelota y tenía decidido ya dar el paso al costado”.

Consultado sobre momentos importantes en estos nueve meses, dos de ellos fueron las críticas que aparecieron por el planteamiento contra Cerro Porteño en Paraguay por Libertadores, en el que dijo el técnico, “buscamos un bloque defensivo y nos equivocamos en la transición hacia el arco rival, cosa que fuimos corrigiendo en un proceso y lo pudimos hacer contra Atlético Mineiro”, circunstancia que fue clave para la continuidad del torneo local, y el otro la pretemporada en Miami, porque “nos jugábamos el futuro nuestro, entrenamos triple horario con las precauciones necesarias para los partidos priorizando la saluda, sobre todo el clásico que era amistoso. Lo perdimos pero terminamos el año de la manera que queríamos”.

EL FUTURO DEL TÉCNICO BICAMPEÓN

«No soy necio y si sale algo que no sea de tanta tensión como Nacional, es muy buena desde el proyecto y redituable la analizaré», mencionó el entrenador uruguayo. Su posible futuro puede estar en el fútbol de los Estados Unidos.

DE DOMÍNGUEZ A GUTIÉRREZ Y EL PERFIL DE CARA A 2020

El titular de la institución, el ingeniero José Decurnex, habló a propósito de la decisión que se tomó en su momento cuando se cesó al técnico argentino, y se apostó por un conocedor de la casa como Gutiérrez. El presidente señaló que “Nacional está en proceso de potenciar las juveniles y cuando hablamos con Álvaro, una de las razones, era porque en su momento él ascendió varios chicos que le permitieron ser campeón (Leandro Barcia, Gastón Pereiro y Carlos De Pena por ejemplo). Buscamos lo mismo, esta vez más complicado por la situación compleja de nueve puntos abajo. Fue un acierto y lo logró. Terminamos jugando las finales con nueve jugadores de la cantera y eso miramos hacia el futuro. Año a año se hace una inversión muy grande en ese aspecto y por obvias razones esperamos un rédito. Es nuestro proyecto y modelo de negocio”.

EL SUSTITUTO

El candidato del presidente es Gustavo Munúa, quien ya fue entrenador albo en la temporada 2015-2016, con buen suceso a nivel internacional quedando a un penal de las semifinales de la Copa Libertadores, enfrentando a Boca Juniors en la Bombonera, y con la mala fortuna en las últimas tres fechas del campeonato local, con un empate clásico 2-2 y dos derrotas con Danubio y Liverpool.

De todas maneras, hubo diferencias en su momento con el actual manager general del club, el señor Iván Alonso, lo cual es una línea de corto circuito a resolver, ya que el exdelantero es clave junto al secretario Jorge Giordano, en el armado del plantel. Hubo contactos informales con Mauricio Larriera y Sebastián Abreu, este último, con expectativa de seguir jugando. También se mencionó la posibilidad de Martín Ligüera, quien se quedaría en Tercera División.

Escuche a Gutiérrez aquí