Por César Bianchi

La ex compañera de fórmula de Daniel Martínez, Graciela Villar, explicó por qué decidió apoyar la candidatura de Álvaro Villar a la Intendencia de Montevideo y no la de Martínez. “Hubo dos etapas. Cuando se me preguntó si Daniel tenía legitimidad para volver a ser intendente, yo dije que era uno de los que tenía más credenciales , porque había hecho una buena gestión, estaba dejando muchas obras, ordenó las finanzas de la intendencia y la dejó sin déficit. Y además fue bueno armando equipos. Pero Daniel dijo que no, Daniel dijo que sí, Daniel dijo que no, y cuando al final Daniel dijo que sí, Fuerza Renovadora, que es mi sector, ya se había expresado a favor de la candidatura de Villar”, le dijo al periodista César Bianchi en entrevista para 970 Universal.

“Si Martínez se hubiera decidido antes a ser candidato a intendente, ¿lo habría apoyado?”, le preguntó Bianchi. “Claro”, contestó Villar.

La ex edila también reconoció que el Frente Amplio se debe una autocrítica a tres niveles: la gestión de gobierno, el Frente como fuerza política y su relación con la sociedad, y los efectos puntuales de la propia campaña. “El Frente Amplio no supo interpretar los cambios sociales, porque sino Un Solo Uruguay no hubiera crecido. Eso hay que sumarlo a la autocrítica también”, agregó.

“Faltó la construcción de un relato de los 15 años, faltó la comunicación de los alcances de la transformación y los avances en los derechos. Y ganó la visión de que estamos en un país en ruinas”, añadió Graciela Villar.

La dirigente frentista también se refirió a la mentada frase de “oligarquía o pueblo” que realizó en uno de sus primeros discursos como candidata a vicepresidenta, y dijo que le dio un buen motivo a quienes querían castigarla, y más por ser mujer. “Quise decir que se enfrentaban dos modelos de país: la izquierda clásica, en el Frente, y una centroderecha representada por el Partido Nacional y el Partido Colorado, ampliada con Cabildo Abierto”. Bianchi le preguntó si lo que la mayoría de los uruguayos votó no era pueblo. “Claro que es pueblo, el pueblo es transversal. Cuando dije la oligarquía me referí a grupos económicos que marcan los lineamientos de la política”, agregó.

Y reiteró que sintió en carne propia el machismo en la campaña electoral. “A las mujeres se nos pide renovar las credenciales para legitimar el lugar donde estamos. No se dice explícitamente, pero en la práctica lo sentís. También nuestra fuerza política está atravesada por el machismo. El machismo es transversal. Lo hablamos con Beatriz Argimón y es así”, dijo.

Escuchá la entrevista con César Bianchi en 970 Noticias