El 75% de las pensiones radican en el Municipio. Este martes se les entregó un exhorto a los propietarios. 

Ante la situación que atraviesan personas vulnerables en el marco de la emergencia sanitaria, el Municipio B resolvió solicitarle a los propietarios de pensiones y casas de inquilinato que actúen de forma solidaria, “no echando a le gente a la calle”, en el entendido de que son “contratos de palabra” y no se tramita por vía judicial.

El alcalde, Carlos Varela, dijo a 970 Noticias que si esta exhortación no funciona, se procurará que las autoridades con competencias puedan buscar alternativas que puede ser por vía administrativa o con la suspensión de desalojos en el periodo que se extienda la cuarentena.

Se plantea que las alternativas para los propietarios de las pensiones podrían ser: renuncias personales, postergación del pago a futuro o mecanismos formales asociados a renuncias fiscales del estado.

En total en Montevideo radican 390 pensiones y casas de inquilinato, el 75% de ellas pertenecen al Municipio B, distribuidas en todos los barrios. Esta mañana se realizó una recorrida por las mismas, dando aviso de las propuestas que se presentarán al Poder Ejecutivo.

 

Foto: Maria Ines Hiriart