El acceso a la comida depende muchas veces de las ollas populares, según un informe realizado por referentes barriales.

En abril de este año la organización Techo realizó un relevamiento de 156 asentamientos que puso de manifiesto la situación crítica que vive la gran mayoría de ellos debido a al emergencia sanitaria.

Entre los resultados del estudio, 94 % de los barrios, los referentes reconocen que hay familias que no logran cumplir las 3 comidas diarias por la pérdida de ingresos ante la emergencia sanitaria. “Muchos chiquilines si no van a la olla no tienen un plato de comida”, aseguró Belén González, directora ejecutiva de Techo Uruguay. 

“Representan el 36% de este informe”, dijo González. Es un ejercicio metodológico un poco forzado, pero en realidad refleja la emergencia alimentaria está territorializada principalmente en asentamiento y en familias jóvenes”,

González denunció “una falta de inversión” en la problemática. “En Uruguay nunca hemos tenido ni políticas ni un presupuesto acorde a la pobreza urbana, ni en Montevideo, ni en Canelones, en Rivera, Salto o Artigas”, destacó.

De acuerdo a Techo, hay 656 asentamientos en Uruguay y la gran mayoría se encuentran en los departamentos de Montevideo y Canelones.

Escuchá la entrevista completa: