Desde que se decretó la emergencia sanitaria, las llamadas a la línea de prevención de suicidio de ASSE aumentaron en un 60%. Por ese motivo De taquito a la mañana estuvo en contacto con Yaraví Roig, fundadora de la ONG Resistiré para hablar sobre prevención, síntomas y factores de riesgo.

“El tema del suicidio hay que tratarlo con mucho cuidado. Uruguay es el país número 1 en América Latina en casos y se da mayormente en adultos mayores y adolescentes”, comentó Roig.

“Es un tema tabú”, dijo Roig. “Lamentablemente cuando se habla de suicidio se habla mal o no se habla”. Sin embargo, está en contra de la mediatización de los casos. “Si hay un suicidio lo peor que podemos hacer es mediatizarlo porque luego se replica en otros adolescentes, que quizá quieran imitarlo y no aporta, eso no es informar”, opinó.

“Hay que hablar de prevención, pero no personalizar los casos en los medios. No se puede dar nombres ni describir la forma en que alguien se suicida; lo que hay que hacer es hablar de formas de prevención, de cómo ver síntomas y cómo actuar en consecuencia”, aseguró.

“Todas las personas dan señales. Nadie decide de un momento al otro, el suicidio es producto de una crisis muy profunda que está viviendo, y no se quiere morir, sino dejar de sufrir”, argumentó.

“Este momento de encierro es ideal para analizar la conducta de los chicos, es más fácil para los padres mirar y saber qué es les pasa a sus hijos”, planteó.

“Si hay síntomas, la persona debe ser llevada a un centro asistencial, porque el suicidio es un tema de salud”, agregó. “Cuando la persona no quiere ir, por ley en nuestro país puede ser llevada aunque no lo desee”.

Línea de Vida de ASSE: 0800 0767
Línea de apoyo psicológico de ASSE: 0800 1920

Escuchá la nota completa: