Autoridades ministeriales y del Instituto Clemente Estable concretaron la instalación de un laboratorio dedicado al monitoreo ambiental del coronavirus SARS-CoV-2.

Los objetivos son realizar una detección temprana de partículas virales en ambientes habitados o frecuentados por personas infectadas, contribuir a detectar cuáles son los lugares que revisten mayor riesgo de exposición al virus para poder minimizarlos y diseñar estrategias de control adecuadas y efectivas.

El ministro de Educación y Cultura Pablo Da Silveira señaló “nunca estuvo tan claro en este país la importancia de la inversión en Ciencia y Tecnología. Nunca estuvo más claro que hoy que aquellos que piensan que poner plata en investigación y desarrollo es malgastarla”.

El jerarca indicó “la epidemia trajo muchas cosas malas, la más dura es el fallecimiento de personas, pero mostró que las capacidades desarrolladas por Uruguay en el área de la ciencia y tecnología han sido decisivas para manejar esta crisis y tener los buenos resultados que venimos teniendo hasta ahora. Vale la pena apoyar a aquellos que hacen Ciencias, los que generan conocimientos y lo aplican”.

“Estamos en una situación difícil desde el punto de vista económico. El país ha pagado y seguirá pagando un costo muy alto en término económicos, de producción de empleo y de recaudación del Estado. Su recaudación ha caído enormemente. En el mismo momento que estamos más convencidos que nunca de apoyar a las ciencias y tecnologías enfrentamos dificultades serias  a la hora de disponer de recursos para hacerlo“.

Da Silveira sostuvo “lamentablemente desde el gobierno no podemos prometer que dentro de un mes los problemas van a estar saldados. Podemos comprometernos a salir de esta situación lo más rápido para que la investigación y el desarrollo sean impactados lo menos posible y recuperados lo más rápido posible”.

Para la realización del laboratorio, el Ministerio de Vivienda aportará fondos para su montaje y equipamiento científico, así como la adaptación de la infraestructura para el cumplimiento de los requerimientos técnicos y de bioseguridad. La ministra Moreira confirmó en rueda de prensa que el aporte será de $ 350.000 “puntualmente para la creación del laboratorio”.

Por su parte, el presidente del Instituto Clemente Estable, Pablo Zunino indicó que “es un aporte que valoramos y que será importante pero que necesitaremos complementarlo con otras formas de financiación para concretarlo. Comenzar acondicionamiento, pagar algunos contratos de trabajo acotados. Estamos lejos” y reiteró “es un aporte más”.

De la firma del convenio participó la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Irene Moreira, el ministro de Educación y Cultura Pablo da Silveira, el de Salud Pública Daniel Salinas y autoridades del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable.