Luego de que la EMA encontrara este vínculo, la OMS indicó que la relación entre ambos es “plausible pero sin confirmar”.

La relación entre la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el Covid-19 y la aparición de cóagulos de sangre o trombosis ha sido tema de polémica en los últimos días luego de que la Agencia Europa del Medicamento (EMA) lo informara. ¿Qué es lo que se sabe hasta el momento?

Si bien la EMA detectó este vínculo, se desconoce qué genera esta reacción. A su vez, este miércoles la agencia llegó a la conclusión de que se trata de un “efecto secundario muy raro”, informó El País de Madrid tras una reunión del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) para evaluar 86 casos de trombosis trasladados hasta ahora las autoridades nacionales europeas, la mayoría de ellos en mujeres menores de 60 años.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud indicó que se trata de una relación “plausible pero sin confirmar”. Agregaron que se requiere de una mayor cantidad de estudios especializados “para entender completamente la relación potencial entre la vacunación y posibles factores de riesgo”, expresaron a través de un comunicado consignado por Montevideo Portal.

Tras el fallecimiento de 15 personas a causa de coágulos en Europa, países como Alemania, Francia, Italia y España habían suspendido el suministro de la vacuna de la Universidad de Oxford, que ya fue reanudada. En particular en el Reino Unido, ha habido 30 casos y siete muertes de un total de 18,1 millones de dosis administradas hasta el 24 de marzo.

Más de 200 millones de personas alrededor del mundo han recibido ya la vacuna de AstraZeneca. El pasado domingo arribaron a Uruguay 48 mil dosis de esta vacuna, y según informó el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, la cartera está estudiando enviarlas a los puntos del país más complicados por el Covid-19, como las zonas fronterizas con Brasil.

Foto: El Confidencial